miércoles, 27 de mayo de 2015

17 ecuaciones...

17 ecuaciones que cambiaron la historia de la humanidad:


Realmente, pocas cosas cambiaron tan dramáticamente la historia de la cultura humana...
Pocas cosas tuvieron un impacto tan trascendente en la tecnología...
Pocas cosas tuvieron tanta importancia para la evolución intelectual del hombre...
...como estas simples expresiones matemáticas.


visto en:
http://proofmathisbeautiful.tumblr.com/post/120021635416/1ravenbiter-17-equations-that-changed-the-world

jueves, 14 de mayo de 2015

De los los pueblos precolombinos al puré instantáneo

El puré instantáneo, producto industrial alimenticio de consumo en todo el mundo, tiene sus orígenes en las antiguas culturas precolombinas americanas.

La civilización Tiahuanaco, existió en el altiplano andino, en lo que hoy es Bolivia, entre el 1.500 AC y el 1.000 DC aproximadamente.
Esta cultura aprendió a aprovecharse de sus condiciones climáticas para desarrollar una técnica que la tecnología moderna redescubrió bajo el nombre de "liofilización".

La Liofilización (también llamada deshidrocongelación) se basa en el principio fisico de "sublimación", es decir, la capacidad de algunos sólidos a baja presión, de pasar al estado gaseoso directamente, sin pasar por el estado líquido.

Este proceso permite hoy en día la eficiente conservación de alimentos y medicamentos, que al ser deshidratados a baja temperatura y presión, conservan sus propiedades nutricionales o terapéuticas, que el calor destruiría.
El agua, en forma de hielo, tiene naturalmente la capacidad de sublimar (pasando a vapor), si la presión es moderadamente baja.

Los pueblos originarios de Tiahuanaco, descubrieron hace milenios que uno de sus alimentos principales, la papa, podía ser conservada durante largo tiempo (incluso años) si se la sometía a un proceso natural de congelación y asoleamiento en forma reiterada.
La cosecha de papa era dispuesta en forma extendida sobre una base de paja, y expuesta de forma reiterada a ciclos de congelación y asoleamiento, aprovechando las bajas temperaturas nocturnas y la baja presión atmosférica del altiplano.
De esa forma, las papas congeladas durante la noche, sublimaban durante las horas del día, ayudadas por un moderado prensado con los pies... ni mas ni menos que un rudimentario proceso de liofilización.
Después de varios días de proceso, las papas quedaban casi totalmente deshidratadas, transformándose en "chuño".

el chuño era conservado en lugares secos y permitía la elaboración (junto con el maíz) de alimentos altamente calóricos y nutritivos.

El concepto de "papa deshidratada" fue redescubierto como fuente de alimento en la Segunda Guerra Mundial, y hoy se utiliza en los típicos purés deshidratados comerciales.
Mientras que el proceso de liofilización es ampliamente usado en la industria moderna.

Como siempre... nada nuevo bajo el sol.

ACTUALIZACIÓN:
Gracias al aporte de Mariagrizel, modificamos la errónea referencia a los Incas en este artículo.
La referencia correcta debía ser a "la cutura tiahuanaco".

lunes, 11 de mayo de 2015

LISA Pathfinder: en busca de la quietud máxima

¿Cómo encontrar la quietud máxima?
¿Cómo lograr que dos objetos permanezcan absolutamente quietos, relativamente entre ellos, fuera de toda acción externa?

Ese es el objetivo de la misión LISA Pathfinder que se lanzará éste año al espacio.

El desafío es colocar dos masas perfectamente calibradas, en caída libre gravitacional, en el lugar más estable del sistema solar. Luego, mediante interferometría láser, determinar cualquier perturbación que pudiera existir en el sistema.

¿Su objetivo final? Ser parte de un sistema espacial capaz de detectar las elusivas ondas gravitacionales.



Las dos masas calibradas de oro-platino se colocarán dentro de sendos cilindros vitrocerámicos, en un satélite que será posicionado en el punto exacto donde la gravedad del sol se contrarrestra con la de la tierra, llamado Punto de Langrange 1 (L1).



En es punto, las masas flotarán líbremente. Aún así, existirán otras influencias, como el viento solar, y la presión de fotones de la radiación solar, o la influencia de otros planetas del sistema solar... todas ellas serán compensadas por el satélite en forma permanente para conseguir que ambas masas permanezcan flotando sin contacto con las paredes de los cilindros que las contienen.
Logrado eso, mediante un sofisticado sistema de interferometría laser que coordinará cada micrométrico movimiento del satélite, se habrá obtenido el desafío: situar un satélite absolutamente "quieto" (relativamente hablando, claro) en un lugar del espacio, sujeto solo a su órbita gravitacional.

Si el sistema funciona, en el futuro se implementarán otros satélites en otros puntos estables, para formar una gigantesca red de satélites perfectamente alineados, que servirán de "observatorio espacial" para detectar ondas gravitacionales.

En septiembre de 2015, se posicionará a LISA Pathfinder exactamente a un millón y medio de kilómetros de la tierra, en dirección al Sol, en una misión que durará de 6 meses a un año.
Si logra mantenerse estable durante ese período, se habrá dado el primer paso para crear la futura red de satélites, y el observatorio gravitacional.

Lo increíble del sistema es que, según se espera, logrará establecer ajustes posicionales del orden de la mil millonésima de milímetro para asegurar su estabilidad en el espacio.

Sin duda... la quietud máxima.

Mas info:
http://www.esa.int/Our_Activities/Space_Science/LISA_Pathfinder_overview

http://www.cosmonoticias.org/quietud-maxima-estudiar-espacio-tiempo/

viernes, 1 de mayo de 2015

Los pixeles del universo

Leyendo este interesantísimo artículo en Naukas, me propuse divulgarlo también aquí, aunque con un enfoque un tanto diferente:

¿Que son los pixeles del universo?
Einstein nos enseño que el universo es un continuo espacio-temporal, donde las cosas se mueven considerando 4 dimensiones, y solo la luz permanece inmutable en términos de su velocidad, la que en el vacío se acerca a los famosos 300.000 Km/seg.

Pero después vino la Teoría Cuántica, de la mano de Dirac, Pauli, Dyson, Feinman y tantos otros, y le dijon a Einstein:  "Momentito... lo suyo vale para distancias mas o menos grandes... pero no vale para distancias subatómicas".
Por debajo de una distancia impensablemente pequeña, la distancia de Plank (algo tan pequeño como 10-35  metros), las cosas no necesariamente son lo que Einstein dice, ya que aparecen partículas de la nada, se crean y destruyen agujeros negros microscópicos, y las cosas (incluso la luz) deben atravesar una "espuma cuántica" que lo afecta todo.

Y allí se armó el lío:
La distancia de Plank sería algo así como el tamaño de los pixeles del universo. 

Por debajo de esa distancia, ya todo es borroso, confuso, incierto y no tiene relación con lo que se observa a distancias mayores.
Por debajo de la distancia de Plank, hablar de "vacío" no tenía sentido... 
Y una de las mayores incertidumbres era saber si la velocidad de la luz era o no constante a esas distancias, interactuando con la bendita "espuma cuántica" de partículas y ondas creándose por doquier.

Todos hemos visto un arco-iris, donde la luz se difracta debido al medio (gotas de agua), provocando un hermoso espectáculo.
¿Pasaría algo parecido con los fotones interactuando con la espuma cuántica?

Había 4 posibilidades:


  • 1,. Que los fotones no interactuen, y que continuen su viaje sin ver afectada su velocidad, independientemente de su energía. (no habría "arco-iris" y Einstein tendría razón otra vez)
  • 2.- Que los fotones más energéticos vieran disminuida su velocidad respecto de los mas débiles (sería como un arco-iris, y Einstein se debería comer sus palabras).
  • 3.- Que los fotones más energético vieran aumentada su velocidad respecto de los mas débiles (sería como un arco-iris invertido y de nuevo Einstein mordiendose la lengua).
  • 4.- Que la luz varíe su velocidad, pero en forma aleatoria sin seguir ningún patrón (dispersión estocástica) cosa muy pero muy difícil de medir (y Einstein estaría a salvo por un tiempo).


Bueno... si quieren saber los resultados de los experimentos, lean el artículo citado, que lo explica de maravillas... solo les diré que Albert sigue sacando su lengua tranquilo! ;-)