martes, 29 de diciembre de 2015

Antikythera

Antikythera, o Anticítera es una pequeña isla de unos 20 Km2, ubicada al sur de Grecia.
Conocida desde la antigüedad clásica como Aigilia, servía como escondite de piratas en las rutas comerciales del mediterraneo antiguo.

Nada tendría de especial, si no fuera por que cerca del año 70 a.C. un vetusto barco mercante, construído en madera de olmo un siglo antes, naufragó cerca de sus costas por razones desconocidas.

No se sabe de donde venía ni hacia qué puerto se dirigía... solo que llevaba un pesado cargamento de estatuas (algunas réplicas y otras originales) junto con ánforas, cerámica, utensillos varios y monedas de la época, y que debió undirse muy rápidamente, sea por un ataque pirata o por la propia  antigüedad del barco ante alguna inclemencia marina.

Nadie supo de él por dos mil años, hasta que un barco recolector de esponjas pasó por allí a principios del siglo XX. Durante una jornada de rutina, uno de los buceadores subió presuroso para avisarle al capitán que había encontrado un naufragio lleno de mercancías y restos humanos.

No es inusual encontrar naufragios antiguos en esa zona, ya que era (y sigue siendo) una ruta comercial muy utilizada... lo inusual, estaba en su interior.

Entre todo lo recuperado de aquel barco, se encontró, casi totalmente destruido, un extraño mecanismo de bronce, algo absolutamente inusual para la época:

Mecanismo de Anticitera, fragmento A (mecanismo principal), vista frontal. Wikimedia Commons. (Clic para ampliar)

tan inusual, que entre las más de 30 partes dispersas, se encontraron también trozos de metal con restos de inscripciones y marcas delicadamente talladas:

Microescalas angulares múltiples en el fragmento C, vista frontal del mecanismo de Anticitera. Imagen: Wikimedia Commons.

Nadie sabía qué era, ni menos aún para qué podía servir, pero sin duda era algo absolutamente peculiar dada la época del naufragio. No se conocía nada similar ni remotamente parecido que existiera antes de la era cristiana, y no podía deducirse su origen o dueño.

Quedó por años como una curiosidad desconcertante, sin poderse atribuirle un uso o función, hasta que con el advenimiento de la tecnología de Raxos X, el desconcierto fue mayor aún:

Radiografía del fragmento A del mecanismo de Anticitera. © 2005 Antikythera Mechanism Research Project

Una compleja red de engranajes interiores, le daba el aspecto de un reloj mecánico... con la pequeña salvedad de que los relojes mecánicos con tecnología de engranajes, recién se inventarían 1.200 años después.
El "mecanismo de Anticítera" como rápidamente empezó a conocerse, contenía al menos 30 engranajes en una compleja distribución que podría asemejarse a esto:

Reconstrucción por ordenador, en vista anterior y posterior, del mecanismo de Anticitera.© 2008 Tony Freeth, Images First Ltd. (Clic para ampliar)
Reconstrucción por ordenador, en vista anterior y posterior,
Lo que ensamblado en su caja original de madera, luciría como algo así:

Reconstrucción por ordenador, en vista anterior y posterior, del mecanismo de Anticitera completo en su caja, sin las puertas que lo cerraban y sólo con los textos recuperados.© 2008 Tony Freeth, Images First Ltd. (Clic para ampliar)
Reconstrucción por ordenador, en vista anterior y posterior,
De acuerdo a los estudios realizados sobre el mecanismo, tenía indicaciones comprobadas para los 365 días del año, las fases de la luna, referencias a Marte y Venus y a las constelaciones zodiacales, incluso una combinación de engranajes que permite predecir los eclipses de sol y de luna. Se supone que también podría predecir otros eventos cosmológicos y traducirlos a distintos calendarios usados en la época, y como no podía ser menos, indicaba las fechas de las olimpíadas y otras festividades deportivas helénicas.

en síntesis, un extraordinariamente complejo computador analógico de sobremesa, absolutamente impensable en ésa época. Desarrollar algo así un siglo antes de Cristo, equivale, según algunos estudiosos, a la complejidad de diseñar el LHC o una satélite espacial en nuestros días.

¿cuánto conocimiento antiguo se ha perdido en la noche de los tiempos? ¿cuántas maravillas del intelecto humano quedaron sepultadas entre los escombros de culturas perdidas y olvidadas?
¿cuánto de nuestra actual tecnología, de la que tanto nos ufanamos, quedará en el olvido para los humanos del próximo milenio? ¿cuánto conocimiento y sabiduría dejaremos desvanecer, cuando nuestra fastuosa tecnología digital se torne obsoleta e inútil?

¿cuál será el verdadero legado de nuestra cultura, a las futuras culturas humanas?
El Mecanismo de Anticítera nos da un claro aviso, de que nada es para siempre.

Fuente: http://www.lapizarradeyuri.com/2011/03/05/el-mecanismo-de-anticitera/


lunes, 28 de diciembre de 2015

El quinto postulado de Euclides

Nacido en el  325 a.C. Euclides, es quizá uno de los pilares mayores del conocimiento humano.
Probablemente educado en Atenas, en la academia de Platón, vivió en Alejandría en la época de Ptolomeo, presumible autor de los famosos jardines.

Euclides fue el primero en definir los axiomas y postulados en los que se basa la geometría, y también el primero en inferir las definiciones y las proposiciones que, en 13 libros, comprenden la suma del conocimiento geométrico de la humanidad, que perduró por milenios.

Los seis primeros libros están dedicados a la geometría plana elemental.
Los tres siguientes a la teoría de los números.
El décimo a los inconmensurables y los tres últimos a la geometría de los cuerpos sólidos.

Pasados más de dos mil años, nadie a podido discutir una sola de sus afirmaciones... excepto una.

En el libro I se detallan las definiciones que hemos aprendido desde la escuela primaria:

Un punto es lo que no tiene partes.
Un línea es una longitud sin anchura.
Los extremos de una línea son puntos.
Una superficie es aquello que sólo tiene longitud y anchura.
Los extremos de una superficie son líneas.
...
Y también los 5 postulados de la geometría:

  • Por dos puntos diferentes pasa una sola línea recta.
  • Un segmento rectilíneo puede ser siempre alargado.
  • Hay una sola circunferencia con un centro y un radio dados.
  • Todos los ángulos rectos son iguales.
  • Si una recta secante corta a dos rectas formando a un lado ángulos interiores, la suma de los cuales sea menor que dos ángulos rectos; las dos rectas, suficientemente alargadas se cortarán en el mismo lado.

Es curioso que los 4 primeros sean magníficamente simples y concretos, mientras el quinto suena un tanto confuso y extenso... pero aún así, plénamente valido en lo que se denomina la "geometría Euclidea" o geometría plana.

De ellos se deducían bellas definiciones, como aquella famosa que dice que la suma de los ángulos interiores de un triángulo siempre suma 180º, no importa qué forma tenga el triángulo en cuestión, que nos asombraba en los años de escuela primaria.

A lo largo de los siglos, la geometría Euclídea fue "la verdad", y como tal, semejante belleza conceptual fue asociada a Dios.
Ya en la época de la Ilustración renacentista, muchos matemáticos trataron de redefinir el quinto postulado (largo y confuso) deduciéndolo de los 4 primeros, pero no lograban hacerlo.
Hasta que en 1733, Girlolamo Sachieri, tuvo la curiosa idea de ignorar el quinto postulado (sin alterar los otros cuatro) y preguntarse qué ocurriría... y se encontró con cosas que sonaban perturbadoras... como que la suma de los ángulos interiores de un triángulo podrían ser menores o mayores de 180º

Sachieri se dio cuenta de esto, pero no atisbó la posibilidad de crear una nueva geometría a partir de éste descubrimiento.

Recién en 1815, el mas grande matemático de todos los tiempos,  Carl Friedich Gauss, estudiando el quinto postulado llegó a la conclusión de que, si no se lo tenía en cuenta, era posible crear toda una nueva "geometría no euclídea". Aun así, no llegó a publicarlo, ya que fue el matemático ruso  Nicolai Lobachevsky quien llegando a la misma conclusión, publicó su trabajo en 1829.

Recién en pleno siglo XIX el mundo de la ciencia comprendió que "la geometría de Dios" no era todo, y que había todo un universo "no euclídeo" por explorar.

En base a esta nueva geometría, otro gigante, Albert Einstein, desarrolló la teoría más grandiosa que nos explicaba, por fin, cómo actúa la gravedad curvando el espacio-tiempo: La Teoría de la Relatividad General.

Fuente:
http://librodenotas.com/cienciasyletras/12347/elementos-de-euclides-la-geometria-de-dios



martes, 22 de diciembre de 2015

Singularidad

El punto. El momento. El lugar. El evento. El ente.
Todas estas pueden ser definiciones de "singularidad".
En matemáticas, en física, en ciencias humanas, en tecnología, en todo aspecto podemos definir una "singularidad": es ese lugar donde ocurre lo impensado. Es ese momento donde todo cambia. Es esa evento que modifica la historia.

De todas las singularidades posibles, hay una a la que nos acercamos inexorablemente: la singularidad tecnológica.

Debe haber millones de artículos en internet donde se habla de ella... y será este uno más, intentando ofrecer una perspectiva un tanto distinta.

Recuerdo haber leído alguna vez, que todas las culturas humanas, colocan el "futuro" delante y el "pasado" atrás... es lógico: el futuro es el camino por recorrer, y el pasado es el camino ya recorrido.
Sin embargo, en la cultura aymara, la concepción de futuro y pasado es distinta: El futuro es lo que aún no puedo ver, y el pasado es lo que ya ví.
Esa concepción "visual" del tiempo, les permite hacer algo que nos parece extraño: ellos ubican el pasado delante de sus ojos, y el futuro detrás de su espalda. Extienden sus manos hacia adelante cuando hablan de algo que ya ocurrió, y señalan hacia atrás cuando hablan de aquello que vendrá.

Nada más adecuado que esa percepción del futuro, para definir la "singularidad tecnológica".
Vemos que en nuestro pasado y presente, los avances tecnológicos y científicos se aceleran de manera exponencial, pero cada vez podemos predecir el futuro por tiempos más cortos.
Tenemos hoy mil veces más capacidad de cálculo que hace unas pocas décadas, y mil veces menos de la que tendremos en unos pocos años.
Tenemos acceso a cada vez más y más información y datos, aunque cada día que pasa, esa información se vuelve obsoleta mas pronto.
Tenemos una tecnología de ciencia ficción para cualquiera que viviera hace 50 años... y no podemos predecir cómo será la tecnología dentro de 5 años.
Podemos manipular organismos genéticamente, pero no podemos controlar la estupidez de nuestra propia especie.
Podemos aumentar la esperanza de vida sustancialmente, pero no podemos evitar que haya gente que siga muriendo de hambre.
Podemos acceder a la suma del conocimiento humano desde un dispositivo móvil, pero cada vez le damos menos importancia al "saber" y más al "tener".

El "cambio" se acelera.
La capacidad de cálculo crece exponencialmente. La tecnología robótica se desarrolla rápidamente. La nanotecnología, aún incipiente, avanza a paso firme. La inteligencia artificial, logra nuevos hitos cada año. La genética nos permite modificar y adaptar especies a nuestra voluntad. La neurociencia y la bioingeniería convergen hacia la creación de entidades relativamente autónomas.

Todo eso, es lo que podemos "ver" en nuestro pasado y nuestro (cada vez mas efímero) presente.
¿qué es lo que no podemos ver?

Muchos "futurólogos" se esforzaron en predecir los eventos humanos, algunos con mas suerte que otros. Los "rangos de certeza" variaban desde algunos años hasta décadas, pero siempre de manera difusa y equívoca.
¿Cuál es el rango de certeza para predecir el futuro hoy en día? No excede los 5 años... y eso es mucho decir.

La singularidad tecnológica se define habitualmente como el momento a partir del cual ya no podemos predecir el futuro.
Es el momento en que que los aymara ya no podrán señalar hacia atrás de sus espaldas, por que lo que vendrá será totalmente impredecible.

¿Cuánto falta para llegar a ese momento?
Es muy difícil decirlo, pero un punto de referencia, sería el momento en que una entidad artificial supere a la inteligencia promedio del ser humano.
Hay miles de gráficos en internet mostrando las tendencias hacia ese momento, basados en el avance tecnológico humano, y todos ellos convergen en un momento en el futuro que ocurrirá entre 25 y 75 años.

Eso significa que no es seguro que nosotros lo veamos... pero es inexorable que nuestros hijos lo vean.
¿Y cuál es el problema?
Que no podemos predecir que ocurrirá después.
Durante milenios, los padres ayudamos a nuestros hijos a elegir el camino, a orientar su destino, aunque fuera distinto al nuestro. No importaba qué camino tomen, podíamos imaginar qué ocurriría con cierto grado de certeza.
Hoy eso es imposible.
No podemos predecir el futuro, y por lo tanto, todos nuestros preconceptos son obsoletos.
¿Cómo preparar a nuestros hijos para que se desempeñen en ese futuro desconocido?
¿qué ocurrirá cuando la singularidad llegue?
¿será el fin de la humanidad como la conocemos?
¿será una evolución hacia una humanidad superior?
¿lograremos dominar esa tecnología o nos dominará como especie?
¿Seremos todos los humanos beneficiados por igual, o habrá "castas" que definirán la posibilidad de acceso a sus beneficios?
¿Será el fin de las guerras y conflictos, o será el principio de la guerra final?
¿Queremos que la singularidad llegue, o intentaremos evitarla?
¿Será la solución a todos los problemas sociales, o creará las bases de mayores inequidades?

Desde las visiones altruístas, que hablan de la transhumanidad y la subsiguiente posthumanidad, hasta las visiones apocalípticas y distópicas de un planeta destruído y una humanidad en extinción, por primera vez en nuestra historia, todo es posible.
Por primera vez en la historia, hay un cambio de paradigma absoluto, transcurrido el cual, ya nada podrá ser igual para nuestra especie.

Max Plank dijo una vez, refiriéndose a la teoría cuántica:
Una nueva verdad científica no triunfa convenciendo a sus oponentes y haciéndoles ver la luz, sino más bien porque sus oponentes eventualmente mueren y crece una nueva generación que está familiarizada con ella
Algo parecido ocurrirá con la singularidad y la sociedad humana.
Las generaciones que nazcan en ese nuevo paradigma no podrán comprender nuestra cultura...
Quienes sobrevivan a la actual y superen la singularidad, quizá en general no puedan adaptarse y solo unos pocos lo logren.

Tal vez los Aymara tienen razón, y más que nunca, esta vez, el futuro está a nuestras espaldas.




martes, 15 de diciembre de 2015

¿Estará SUSY golpeando a nuestra puerta?

En el mundo de la física actual, nada es simple... y en la física de partículas, menos aún.

Resulta que durante décadas, los físicos estuvieron muy conformes con un modelo teórico que predecía muy exactamente todas las partículas conocidas. Se llama "El Modelo Estandar" (SM).
Cada partícula que se descubría, correspondía perfectamente con una predicha por el modelo. Hasta la famosa "partícula de Dios", el Bosón de Higgs, fue encontrado tras décadas de búsqueda.
Digamos que solo hay una, el Gravitrón, que aún falta descubrir... pero el resto, todas. Modelo perfecto para explicar el universo!

Pero no todo sería tan simple...  para que ese modelo funcionara, los físicos debieron introducir numerosos parámetros y constantes de forma arbitraria, hasta "acertar" con los que funcionaran.
No parecía que la naturaleza funcionara de esa forma... poniendo números "por que sí" por aquí y por allá... el "modelo" debería ser capaz de predecir esos parámetros de una manera mas natural... pero no lo hacía. Se necesitaban numerosos valores arbitrarios para que el modelo funcionara.
En contraparte, el modelo era capaz de predecir todo lo conocido, así que tan descabellado no era.

Pero de pronto, apareció un problema... numerosas observaciones de nuestro universo, daban evidencias abrumadoras de que existía algún otro tipo de partículas totalmente diferentes a las conocidas: la Materia Oscura. El problema es que el Modelo Estandar no predecía ninguna partícula que tuviera las características que debía tener la Materia Oscura! Debían ser partículas muy "pesadas" (es decir con mucha masa), que interactuaran con la gravedad pero no con la materia ordinaria, y que que no fueran detectables mediante ningún tipo de radiación... nada parecido a eso existe en el SM.

¿Existiría una clase distintas de partículas que estuvieran "mas allá" del Modelo Estandar? ¿Cómo serían esas partículas? ¿qué propiedades tendrían? ¿cuál sería el modelo que las describa? ¿cómo detectarlas?
... demasiadas preguntas sin respuesta. Y todo por algunas observaciones que contradecían a la "física establecida".

Lo bueno es que así trabaja la ciencia,
Todo es aceptado hasta que algo no encaja... y entonces, solo queda hacer una cosa:
Empezar de nuevo.

Entre las muchas teorías que se barajan para explicar y modelar ese nuevo posible universo, una de las ideas mas simples, que se acoplaba al SM sin necesidad de destruirlo, fue la Supersimetría,
La Supersimetría (o cariñosamente, SUSY) propone algo elegante y poderoso:

Todas las partículas conocidas, deberían tener una "compañera supersimétrica", con características sencillas: debían ser mucho mas masivas, y tener parámetros opuestos.
Así, el electrón tendría un s-electrón, cada quark su s-quark, el neutrino un neutralino, el fotón un fotino, etc. etc.

Algo así:


Nota: No confundir con "anti-materia". La anti-materia no está formada por partículas supersimétricas, sino por particulas ya conocidas, que están consideradas en el SM.

Esta propuesta tenía algunas ventajas muy interesantes:
1) No destruía el Modelo Estandar, sino que lo complementaba,
2) Lograba predecir todas las partículas con menos parámetros arbitrarios que el SM
3) Predecía la existencia de algunas partículas neutras y estables concordantes con la materia oscura.

Lograr eso era matar tres pájaros de un tiro: Mismo modelo, menos parámetros y compatible con la materia oscura... ¡Perfecto!

Pero... también había un problema: El modelo supersimétrico predecía también que debería haber no solo un Bosón de Higgs, sino cinco con distintas masas, y sus correspondientes  Higgs supersimétricos!

No obstante, todo quedaba en una idea interesante, ya que jamás se había observado nada parecido a las partículas supersimétricas.
Años de colisiones en el Tevatrón y luego en el LHC no habían dado atisbo de su existencia.
Hasta que "algo" pudiera ser observado, todo quedaba en una bonita hipótesis que distaba mucho de convertirse en teoría.

Entonces... ¿qué debía hacerse para intentar observar alguna de estas super-partículas?
Einstein nos da la respuesta:
Como materia y energía son dos caras de la misma moneda, logrando colisiones a más energía se podrían observar partículas más masivas, como se espera que sean las partículas SUSY.
Ese es uno de los motivos por los que se modificó al LHC para aumentar su potencia hasta casi 14 Gev, y lograr colisiones mucho mas energéticas que las anteriores.

El tema es que aún así estamos en el límite inferior de detección para las partículas SUSY, y se requiere una increíble cantidad de colisiones para que la posibilidad de observar alguna de estas partículas sea razonablemente buena.
Para ponerlo en números simples: El LHC produce 600 millones de colisiones por segundo...  y en todo un año de colisiones se estima que podrían detectarse, como mucho, 4 partículas supersimétricas. Todo un desafío!

Pero, inesperadamente, hoy ha aparecido una noticia perturbadora:
El LHC ha observado en dos experimentos separados "algo" que, preliminarmente tendría algo así como 6 veces la masa del Bosón de Higgs (algo realmente pesado) y que, de confirmarse, podría corresponder a alguna partícula supersimétrica, o quizá a algunos de los Higgs predichos por SUSY.

Por supuesto los datos son aún muy preliminares y requerirán de centenares de pruebas para confirmarlos o descartarlos, pero el hecho de que en dos experimentos independientes se haya detectado el mismo "algo" hace crecer las expectativas.

Por supuesto que la cautela es extrema y nadie dirá nada hasta no estar 1000% seguros... como dijo Carl Sagan alguna vez: "Afirmaciones extraordinarias requieren pruebas extraordinarias", pero de ser cierto, estaríamos realmente a punto de descubrir un universo totalmente nuevo.

Solo queda esperar, para saber si es SUSY quien está golpeando a nuestra puerta.

fuente: http://hipertextual.com/2015/12/cern-particula-higgs


lunes, 14 de diciembre de 2015

La cerveza lager nació en la patagonia

¿Que debo estar loco?
Reconozco que puede parecer así... pero no lo estoy. Al menos, no del todo.

Hay una relación directa (e inesperada) entre la creación de la cerveza lager, en la antigua Baviera, y los ancestrales bosques patagónicos.

Vamos por partes:
Las cervezas, así como los vinos y otras bebidas alcohólicas fermentadas, los productos panificados, o el bio-etanol, entre otros productos, se basan en la utilización de un pequeño hongo, conocido como levadura de cerveza, y cuyo nombre real es saccharomyces cerevisiae. que tiene la habilidad de transformar los azúcares en alcohol y anhídrido carbónico.

Existen numerosas variedades de esta familia de levaduras, donde cada una de ellas tiene variaciones en su proceso, otorgando a los distintos productos sus sabores y aromas característicos.
Estas diversas variedades, difícilmente se "mezclan" entre sí, dado que tienen distintos hábitats y necesidades para reproducirse... pero a veces, la mezcla (se lo llama "hibridación") ocurre de forma natural.

Según estudios genéticos recientes, se ha descubierto que la variedad utilizada para producir la cerveza tipo "Lager", desarrollada en Alemania en el siglo XIX, tiene sus orígenes en una cepa nacida de la hibridación de otras dos variedades de la familia Saccharomyces, y que ésta hibridación ocurrió en los bosques patagónicos de lo que hoy es Argentina, hace unos 500 años.

En el caso que nos ocupa, hace unos 500 años se hibridaron de forma natural Saccharomyces cerevisiae y el lejano pariente Saccharomyces eubayanus, que es una especie que habita en las agallas naturales que crecen en los árboles. El híbrido obtenido tenía, casualmente, la capacidad de producir la fermentación de la malta de cebada a baja temperatura.
La variedad natural se descubrió en la región andina de Patagonia y se pudo comprobar su relación con las levaduras de la cerveza lager gracias a análisis genéticos.
Por algún medio que desconocemos, esta cepa híbrida viajó desde el sur patagónico hasta los monasterios de Baviera, y permitió la creación de una cerveza distinta, con la inusual capacidad de esta cepa de realizar su fermentación a bajas temperaturas, de modo lento y sostenido, mientras se almacenaba el producto en los sótanos de los monasterios.

Así que, la próxima vez que disfrutes de una cerveza tipo Lager, recuerda que tiene su origen en algún árbol que vivió hace medio milenio en los bosques patagónicos.
Salud!

Fuente: http://neofronteras.com/?p=4833

Más info.


COP21 (Parte 2)

Hace algunos días, hicimos algunos comentarios sobre el COP21 y su tremenda importancia en el futuro de nuestro planeta.

Era una oportunidad única (si no, la última) de modificar, al menos parcialmente, el oscuro camino que nos llevará, si no hacemos nada, a un incremento de 3ºC en la temperatura promedio del planeta hacia fines de este siglo.

Un calentamiento de tal magnitud preveía desastres ineludibles en grandes zonas de nuestra Tierra, y la desaparición lisa y llana de numerosas naciones insulares, que se verían inundadas por el aumento del nivel de los mares.

La opción en esta Asamblea COP21 era simple. O lográbamos planificar una reducción del incremento de temperatura por debajo de los 2ºC, o deberíamos atenernos a las consecuencias.
El fracaso de la reunión ya no era una opción; esa carta ya la habíamos jugado en Kioto, y está a la vista cuál fue el resultado.

Por primera vez, los líderes del mundo se decidieron a tomar el toro por las astas, y lograr un acuerdo suficientemente razonable.
COP21 ya ha concluido, y las expectativas de muchos fueron satisfechas.

Para que esto ocurriera, honesto es decirlo, hizo falta que un gran país hiciera lo suyo: Brasil.
Partiendo de una posición contraria al acuerdo, logró vencer sus prejuicios y ponerse los pantalones largos, apoyando al mismo. Su cambio de postura fue una de las claves del éxito del acuerdo.

El acuerdo tiene un texto largo y complejo, pero hay unos pocos puntos altamente relevantes, que cambiaron la historia de los fracasos anteriores:

1) Todos los países industrializados y los países en vías de desarrollo con alta producción de CO2, acordaron una importante reducción de las emisiones, y la independencia de combustibles fósiles hacia mediados de siglo mediante una reconversión energética total.

2) Se ha puesto como meta estricta un incremento de temperatura menor a 2ºC para fin de siglo, y un objetivo aspiracional de llegar a solo 1,5ºC, sobre los 3ºC que alcanzaríamos si no se hace nada.

3) Se ha definido un desembolso (en donaciones y préstamos) de los países desarrollados hacia los no desarrollados de al menos 100.000 millones de dólares para asistir en el desarrollo de tecnologías sostenibles... no es tanto después de todo, ya que es apenas el 8% de lo que estos países gastan de armamentismo. Este monto deberá ser revisado en 2020, para re-adecuarlo si es necesario.

4) Se ha tomado la decisión política trascendental de hacer que este acuerdo sea vinculante para todos los países firmantes, requiriendo sus respectivos gobiernos la aprobación legislativa para que cada país tenga sus legislaciones a tono con el mismo.

Cuatro decisiones impensables hace algún tiempo, se han hecho realidad.
Es un buen comienzo. Hay esperanza todavía.

El 22 de Abril de 2016, en Nueva York, se firmarán formalmente los compromisos de cada país interviniente. El acuerdo será mandatorio con la firma de al menos el 55% de las naciones participantes.

Quien quiera analizar el acuerdo, puede descargarlo completo de aquí (pdf en inglés)


viernes, 11 de diciembre de 2015

Catalina

Desde mediados de diciembre de 2015, hasta finales de enero de 2016, nos visita Catalina.

También conocido como C/2013 US10, Catalina es un cometa descubierto en 2013 por el Catalina Sky Survey (CSS).
Se acerca a una velocidad de 46 Km/s, y ya pasó por su perihelio (punto mas cercano al sol) a mediados del mes pasado.


El momento de máxima aproximación a la tierra será el 17 de enero, pero en estos días de diciembre, gracias a la luna nueva puede ser observado sin inconvenientes a simple vista, siempre que los cielos lo permitan, desde lugares con baja contaminación lumínica.

Su característica primordial es su "doble cola" muy particular y su tono suavemente verdoso.

Cometa Catalina

Para encontrarlo, debemos mirar al amanecer, hacia el este en dirección a la estrella "Arturo".
Obviamente, la mejor visión será en el hemisferio norte, pero también podrá ser observado desde nuestras latitudes sobre el horizonte matutino.

Localización del cometa Catalina
Fuente:
http://astrometrico.es/2015/12/07/cometa-a-la-vista/

jueves, 10 de diciembre de 2015

La Tierra y la Luna, vistas desde... Marte.


Imagen de la Tierra y la Luna desde Marte

Una imagen fantástica de nuestro planeta y su compañera capturada desde la órbita de Marte, con una resolución de 142 Km por pixel, alcanzándose a observar la costa occidental de sudamérica iluminada.

La maravilla tecnológica que obtuvo esta imagen no es otra que la Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) mediante su telescopio de alta resolución HiRISE, (High Resolution Imaging Science Experiment), con un diámetro de 0.5 m, el más grande lanzado al espacio fuera de la órbita terrestre.


Montaje de la HiRISE antes de su lanzamiento.

La función habitual del telescopio no es apuntar hacia nosotros, sino observar en detalle la superficie marciana, capturando imágenes como esta:


Si amplían la imagen, verán en el centro al Rover Curiosity (imagen a tamaño real).

Fuente:

Si vieron la película "El marciano", estos son los lugares reales donde se desarrolla la historia:

viernes, 4 de diciembre de 2015

Rockoons

Salir de la superficie terrestre para alcanzar el espacio tiene dos grandes problemas:
1) Vencer la "fuerza" que el pozo gravitacional que la tierra produce, tirándonos "hacia abajo".
2) Vencer el rozamiento de la atmósfera terrestre, cada vez mayor cuanto más rápido subamos.

Los tradicionales cohetes logran esto con pura fuerza bruta. Toneladas de gases incandescentes expulsados a gran velocidad por las toberas, les dan el empuje necesario para hacer ambas cosas.
Por lo tanto, si queremos salir de la superficie de la tierra, tenemos que sentarnos sobre un inmenso tambor de combustible, encender la mecha, y esperar que nada falle... así de simple. Así de primitivo.

Sin embargo, hace algo mas de medio siglo, algunas ideas locas pretendían evitar (o al menos minimizar) esos inconvenientes, con un poco de astucia:

  • Un globo aerostático no necesita ningún combustible para llegar hasta las capas más altas de la atmósfera.
  • Si un cohete se lanza desde un lugar así, necesitaría menos combustible y debería soportar menos rozamiento para llegar a la órbita elegida.

Entonces... ¿por qué no juntar un cohete (rocket) y un globo (baloon) y formar un rockoon que combine lo mejor de ambos?

La idea parecía prometedora:



Pero al seguir desarrollando la tecnología en los años '50, aparecieron varios inconvenientes:
  • Era muy difícil lograr que los globos llevaran al cohete hasta el punto concreto desde donde debía ser lanzado, ya que se empecinaban en ir para donde el viento los llevaba.
  • No es lo mismo encender un cohete en tierra, con temperaturas normales, que hacerlo a 20 o 30 Km de altura, con temperaturas promedio de -70ºC

Aunque finalmente algunas pruebas fueron exitosas, la idea pasó rápidamente al olvido con el desarrollo de mejores técnicas aeroespaciales.

Pero ahora, 60 años después, con mucha tecnología nueva, tanto en materiales compuestos, como en combustibles y cohetería, la idea vuelve a resurgir.

La empresa española Zero2infinity, tras la idea original de hacer "turismo estratosférico" llevando pasajeros hasta los límites de la tropósfera en un globo aerostático presurizado, ha evaluado también utilizar el concepto para lanzar nanosatélites al espacio en órbitas bajas mediante un lanzador, que inicia su viaje desde un globo aerostático:


Bloostar_LaunchPhases
El diseño del lanzador es un tanto curioso, ya que no se trata de un tradicional "cohete" sino de una estructura de tres etapas concéntricas, formando la plataforma de lanzamiento.


Bloostar-LV

Una vuelta de tuerca interesante para una vieja idea.
De todas formas, las limitaciones en cuanto a influencia del viento siguen existiendo, y la idea debe competir con otra igual de plausible: 
Lanzar un cohete desde una gran altura, pero desde un avión, que pueda efectuar el lanzamiento desde un lugar preciso con más facilidad, además de la ventaja de poder abortar el proceso en cualquier momento ante un inconveniente, cosa compleja si se trata de un globo fuera de control... veremos cómo avanza el tema.

Sitio oficial: http://bloostar.com/

Mas info sobre el proyecto: