jueves, 30 de junio de 2016

Maradona

Maradona nació en Esperanza, un pequeño pueblo de la provincia de Santa Fé (Argentina), allá por el año 1895...
Hijo de un maestro rural, su infancia transcurrió a orillas del río Coronda, entre juegos y tareas de campo, como cualquier niño de un ambiente rural.

Como te habrás dado cuenta, no estoy hablando del Maradona que todo el mundo conoce... sino de otro Maradona argentino... mucho mas desconocido, mucho mas humilde... pero también mucho mas grande que el famoso ídolo de multitudes.
“No sé si somos parientes. Me han dicho que es un muchacho millonario”
Dijo éste Maradona de aquel...

Mi héroe de hoy se llama Esteban Laureano Maradona, y me gustaría que lo conozcan.

Dr. Esteban Laureano Maradona



Esteban Laureano Maradona fue un médico rural, escritor y filántropo cuyo legado se agiganta con los años, como uno de los modelos de ser humano que muy, muy pocos se atreven a seguir:
Si algún asomo de mérito me asiste en el desempeño de mi profesión, éste es bien limitado, yo no he hecho más que cumplir con el clásico juramento hipocrático de hacer el bien a mis semejantes.
Muchas veces se ha dicho que vivir en austeridad, humilde y solidariamente, es renunciar a uno mismo. En realidad ello es realizarse íntegramente como hombre en la dimensión magnífica para la cual fue creado.
Laureano, con el apoyo de sus padres, se recibió de Médico en la ciudad de Buenos Aires en 1926 donde instaló un consultorio, pero al poco tiempo se mudó a la ciudad de Resistencia (Chaco) muy al norte de la República Argentina.
Al poco tiempo comenzó el conflicto bélico entre Bolivia y Paraguay conocido como "La guerra del Chaco", donde Laureano se anotó como "Camillero" prestando asistencia médica a ambos bandos, ya que, según sus palabras "el dolor no tiene fronteras".

Sin embargo, esa actitud le valió que se le sospechara de espía y fue detenido en Asunción del paraguay... aunque al poco tiempo, terminó convirtiéndose en jefe del Hospital Naval de Asunción. Allí redactó el reglamento de Sanidad Militar del Paraguay y se ocupó de la colonia de leprosos de Itapirú.

Concluida la guerra en 1935, y tras el dolor de ver fallecer a su novia de fiebre tifoidea, decide regresar a Argentina, pese a los honores con que el gobierno paraguayo lo honraba.
Su plan era sencillo:
Dirigirse hasta la ciudad argentina de Formosa, y de allí en tren a Salta, para poder visitar a su hermano que vivía en la cercana ciudad de Tucumán.
Luego retornaría a la provincia de Buenos Aires, para instalar su consultorio en la pequeña localidad de Lobos, donde aún vivía su madre.

Pero el destino le tenía preparado un muy futuro distinto.

Viajando por el territorio formoseño, el tren hace una parada de reabastecimiento en un pequeño villorio de apenas unas pocas casas dispersas (si puede llamarse "casas" a aquellos endebles ranchos, sin ningún tipo de servicio público inmersos en "El Impenetrable", ese espeso y profundo bosque conocido como chaco formoseño).
Ese poblado, entonces llamado Guaycurrí se conoce hoy con el nombre de "estación Estanislao del Campo".

En el momento en que el tren se detiene, un lugareño se acerca con desesperación pidiendo por un médico: una parturienta estaba a punto de dar a luz, pero el parto no se producía con normalidad.
Laureano fue llevado con premura en un carro hasta el rancho donde ocurría la emergencia, donde pudo resolver el parto felizmente para la madre y el bebé.
Pidió que lo acercaran nuevamente a la estación, para poder retomar su viaje, pero allí lo esperaban un grupo de habitantes del poblado con un pedido desesperado: Le rogaban que no se fuera, ya que había muchos otros enfermos en la zona, y no había ningún médico en muchos kilómetros a la redonda.
Maradona sabía que si no subía al tren, tardaría semanas en poder continuar su viaje, pero sin embargo decidió quedarse. Y esa decisión cambiaría para siempre su vida.

Esteban Laureano Maradona permaneció por 51 años en Estanislao del Campo, atendiendo a los lugareños de forma totalmente gratuita, sin recursos, sin ayuda, absolutamente solo en un lugar agreste e inhóspito, rodeado incluso de tribus originarias del monte, quienes tenían recelo de sus saberes médicos, llegando a ser amenazado por el cacique del lugar.
Sin embargo, con el correr del tiempo, los mismos  tobas, wichis y mocovíes agradecían a Don Laureano su ayuda y dedicación, logrando erradicar de las poblaciones originarias, con sus enseñanzas y consejos, enfermedades como la sífilis, la tuberculosis, el mal de Chagas y el cólera.
Cuando yo llegué empezaron los problemas. Todo esto era monte, solo había cuatro o cinco ranchos y estaba todo rodeado de indios, que por otra parte me querían matar. Tanto que uno de ellos, que era famoso, me agarró de las solapas y me sacudió, amenazándome. Pero nunca les tuve miedo ni me demostré asustado. Y no por dármelas de valiente. Sino que soy así nomás. Pero con la palabra dulce y la práctica de la medicina, tratando las enfermedades, dándoles tabaco y consiguiéndoles ropas, las cosas fueron cambiando. Así los traté hasta hoy. Me arremangué, me metí en el monte sin ningún temor, arriesgando mi vida y también mi salud.

Su obra no se basó únicamente en sus saberes médicos, sino que además enseño a los habitantes originarios técnicas de laboreo agrícola, fabricación de ladrillos y construcción de viviendas con esos mismos ladrillos. Fundó instituciones para albergar a marginados, colaboró en la búsqueda de fuentes de agua potable, fundó una escuela rural, colaboró con la urbanización de la localidad y registró todas sus experiencias y estudios en numerosos libros y estudios antropológicos.

Don Laureano, con su salud ya endeble, abandonó Estanislao del Campo a los 90 años de edad, y se radicó en la ciudad de Rosario (Santa Fé) donde murió simplemente de vejez a los 99 años, en 1995.

Pese a los numerosos honores que se le brindaron en sus últimos años por su trayectoria, jamás aceptó pensión alguna, donando cualquier suma que le correspondiera para becas a jóvenes médicos rurales.

La casa donde vivió en Estanislao del Campo, es hoy Monumento Histórico en la provincia de Formosa.



Hasta el día de su muerte, él creyó profundamente que el hecho de que el tren haya tenido que detenerse fue parte de su destino o alguna fuerza mayor que él.

El 4 de julio es el "Día Nacional del Médico Rural" en Argentina, en honor al natalicio del Dr. Esteban Laureano Maradona.

Dr. Maradona, en su juventud.


Así, cuando escuches hablar del "famoso Maradona", tal vez puedas hacer un silencioso homenaje por el otro Maradona... el verdadero héroe. El hombre que decidió perder el tren.


Mas info:
Aquí un documental sobre su vida:





miércoles, 29 de junio de 2016

Soy Omega

Una nueva colaboración con la Red Naukas.
En este caso, un artículo controvertido, que ya está recibiendo razonables observaciones en un tema que obviamente no es mi especialidad.

Queda abierto el tema para ser objetado abiertamente, dado que de la crítica constructiva es donde más se aprende.
.....

SOY OMEGA: La semilla del caos.
Escribe un número entre el cero y el uno; pero para hacerlo sigue una sencilla receta:
  • Primero coloca el cero y una coma.
  • Luego elige un número al azar, y lo colocas como primer decimal.
  • Luego, eliges otro número al azar y lo pones como segundo.
  • Eliges un tercero al azar… un cuarto… un quinto… un…
  • y así infinitamente, siempre al azar. Hasta el fin de los tiempos.
Ese número soy yo: Omega
Un simple número, ¿verdad?
Pero… cuidado.
Soy un número.
Definitivamente existo. Puedes definirme. Puedes entenderme… pero no puedes calcularme. Y eso, debería preocuparte.



Continuar leyendo en Naukas.

ACLARACION:
Gracias a algunos comentarios en Twitter noté que no había quedado del todo claro en el texto original un concepto básico:

  • "Omega" no es un número en particular, sino uno de infinitos "omegas" posibles, en relación al conjunto concreto de programas del que se toma uno al azar.
Por favor, si lees el artículo, luego recuerda este concepto:
No existe "un" número Omega... hay infinitos.
(Gracias @EDocet por el comentario)

martes, 28 de junio de 2016

Hammurabi

Mil setecientos años antes de Cristo.
En una fértil mesopotamia, donde distintas ciudades estado trataban de consolidar su hegemonía.
Una cultura legendaria, una ciudad ya antigua, un rey mas, uno de tantos...
Hammurabi: hijo de Sin Muballit. Rey de Babilonia.

Hammurabi

¿Qué podía hacer el sexto rey de Babilonia en una cultura donde casi todo estaba hecho, salvo librar algunas batallas que le dieran brillo a su nombre en la historia?
¿Qué legado podía dejar, además de agrandar su imperio, que hiciera de su nombre una leyenda?
¿Que logro podría perpetuarlo durante los milenios por venir?

Quizá, sin proponérselo... muy probablemente sin tener conciencia de su obra y legado, Hammurabi logró lo que nadie había podido: Hacer que su nombre fuera respetado miles de años después de que su cultura toda desapareciera de la faz de la tierra.

Hammurabi, sencillamente, sentó las bases legales, para todas las culturas venideras por los siglos de los siglos: El Código de Hammurabi.

Pongámonos en contexto:
Antes de Hammurabi, la "ley" la dictaba el mas fuerte.

  • Quien gobernaba dictaba las leyes, y las cambiaba si era su antojo.
  • La venganza era la forma castigar las ofensas.
  • Las castas acomodadas, sacerdotes o militares tenían libertades a su antojo, en perjuicio de los esclavos, artesanos o labradores.

Sin embargo, un rey de Babilonia decidió que eso no era justo y que él establecería un código donde todo estuviera previsto, y donde nadie pudiera estar por sobre la ley.
Ese fue Hammurabi.
Probablemente Hammurabi no haya querido hacerlo por un deseo de perpetuidad, sino por razones mas simples y mundanas: mantener el orden en su imperio, e impedir que la inequidad generara conflictos.
Sin embargo, su "Códice" fue tan perfecto y avanzado para la época, que logró perdurar mucho mas de lo que su propio autor pudiera haber imaginado.
El código no era una redacción original, sino una recopilación y adaptación de las leyes sumerias existentes en las distintas ciudades de la región mesopotámica, unificando criterios y normas.

Por primera vez en la historia, un cuerpo legal se plantea lo siguiente:


1) Nadie puede argumentar desconocimiento de la ley
. Para ello, Hammurabi escribió en piedra su códice en grandes estelas, ubicando las mismas en lugares estratégicos de su reino. De hecho, tal vez pocos tuvieran la alfabetización suficiente como para leerlos, pero su sola presencia monumental impedía conflictos.

Estela de Hammurabi

2) Nadie puede estar por encima de la ley. Por primera vez en la historia un emperador se somete a la ley dictada de modo que ni él pueda cambiarla.

3) Las penas son proporcionales al delito. Se implementa de modo taxativo la "ley del talión" de modo de establecer claramente la "reciprocidad" requerida en la pena de cada delito. Esto que puede parecer bárbaro hoy en día, fue un logro mayúsculo en su época, donde la venganza casi nunca era proporcional y estaba regida solo por la fuerza del ofendido. Este principio de "reciprocidad previamente legislada" perduró durante miles de años en las culturas antiguas hasta la venida del cristianismo.

4) Las castas sacerdotales pierden jurisdicción sobre la ley. Por primera vez se establece que serán jueces civiles los que impartan justicia, y ya no las castas sacerdotales.

5) Asegura uniformidad ante la ley. Por primera vez una ley global tiene potestad sobre las legislaciones locales, uniforma delitos y regula condenas en todo el imperio.

6) Los fallos deberán ser escritos y apelables. La justicia se imparte por primera vez registrando por escrito sus fallos, y existe la posibilidad de apelar a otro tribunal.

Por otro lado, el código de Hammurabi establece reglas no solo en lo penal, sino también en aspectos civiles y comerciales de su imperio:

  • Jerarquización de la sociedad: existen tres grupos, los hombres libres o "awilum", los subalternos o "mushkenum" y los esclavos o "wardum".
  • Regulación de los precios: los honorarios de los médicos varían según se atienda a un hombre libre o a un esclavo.
  • Regulación de los salarios: varían según la naturaleza de los trabajos realizados.
  • Regulación de la responsabilidad profesional: un arquitecto que haya construido una casa que se desplome sobre sus ocupantes y les haya causado la muerte es condenado a la pena de muerte.
  • Regulación del funcionamiento judicial: la justicia la imparten los tribunales y se puede apelar al rey; los fallos se deben plasmar por escrito.
  • Regulación de la responsabilidad mutua del amo y el obrero: Este tiene que recibir un salario mínimo y gozar de tres días de vacaciones cada mes.

También se regulan:

  • la actividad agrícola y pecuaria, 
  • el daño a la propiedad, 
  • los derechos de la mujer, 
  • los derechos en el matrimonio, 
  • los derechos de los menores, 
  • los derechos de los esclavos
en síntesis, un fantástico compendio legal que regula una sociedad, comparable con cualquier sociedad moderna en lo conceptual.

Si quieren darle una leída, aquí una traducción:
http://www.ataun.net/BIBLIOTECAGRATUITA/Cl%C3%A1sicos%20en%20Espa%C3%B1ol/An%C3%B3nimo/C%C3%B3digo%20de%20Hammurabi.pdf


lunes, 27 de junio de 2016

El viejo pionero aún tiene mucho para dar...

Hace un par de días la NASA anunció que el Hubble, viejo pionero de observación espacial lanzado al espacio en 1990, todavía tiene cosas por descubrir y ha extendido su misión hasta 2021.
De tal forma, el decano de los telescopios espaciales podrá alcanzar los 30 años de actividad, todo un hito en la historia espacial, especialmente teniendo en cuenta que ya no es posible hacer ninguna reparación o modificación "in-situ", desde la desaparición de los transbordadores espaciales.



La historia del Hubble es fantástica por donde se la mire... desde su inicial "fracaso" con una óptica fallada, hasta las reparaciones, modificaciones y hasta ampliaciones de capacidades que se le hicieron a lo largo de los años con sucesivas misiones tripuladas (la última en 2009).

Sin embargo, dados de baja los transbordadores, ya no hubo posibilidad de tener acceso físico al telescopio y todo ajuste debe hacerse vía software o vía procesamiento de imágenes posterior en tierra.

No obstante estas limitaciones, el longevo Hubble aún tiene para darnos sorpresas, mas allá de los cientos de descubrimientos que logró a lo largo de estos 25 años, ampliando enormemente nuestra comprensión del universo. Sin duda que existirá un antes y un después del Hubble en términos astronómicos.

¿Y qué vendrá después?
En 2018 está planeado lanzar al espacio el "sucesor" del Hubble: El James Webb
Este nuevo telescopio espacial, cuyo nombre honra a uno de los mas prestigiosos directores de la NASA en su época dorada, y pionero de la idea de poner telescopios en órbita, ya en la década de los '60.

Telescopio espacial James Webb


El Webb, sin embargo, no será un sucesor directo del Hubble, por varios motivos que lo diferencian:

  • Su ubicación será mucho mas alejada de la tierra que el Hubble (que se encuentra en órbita baja) y se situará en el punto de Lagrange L2, a un millón y medio de kilómetros de la tierra, mucho mas allá de la órbita lunar. Obviamente será imposible con la tecnología actual llegar a él para una eventual reparación.


Ubicación del Webb

  • El diámetro de su espejo de berilio revestido en oro, será de 6,5 m (contra los 2,4 m del Hubble)
Comparación de espejos Hubble - Webb

  • Su rango de visión estará centrado en el espectro infra-rojo, mientras que el Hubble lo tiene en el visible-ultravioleta. Para ello, deberá estar perfectamente protegido de la radiación solar, y permanecer tan frío como sea posible.
Posición del Webb frente a la luz solar
  • La resolución óptica del Webb estará en torno a 0,1 segundo de arco, mientras que la máxima resolución del Hubble es de 0,007 segundo de arco (similar a detectar el espesor de un cabello humano a 1,6 Km de distancia). Obviamente esta diferencia se debe al rango infrarrojo en el que trabajará el Webb, donde es mas importante la cantidad de radiación que se recibe que la resolución de la misma.
Webb: Un verdadero gigante, casi del tamaño de una cacha de tennis




¿Porqué centrarse en el infra-rojo?

Si queremos mirar más lejos, ya no podemos hacerlo en el espectro visible.
El fenómeno conocido como "corrimiento al rojo" ( o "red-shift") causado por la expansión del universo, hace que la luz de los objetos extremadamente lejanos ya no nos llegue como luz visible, sino como luz infra-roja.
El Webb pretende observar las primeras galaxias formadas después del big-bang y deteerminar cómo evolucionaron hasta nuestros días.
También busca observar las primeras etapas de formación estelar y sus sistemas planetarios, y medir las propiedades fisico-químicas de esos sistemas, para compararlos con el nuestro.

Basicamente, Webb complementará las observaciones del Hubble, allí donde el veterano pionero no pueda llegar.
Si tan solo Webb nos diera la décima parte de los descubrimientos que Hubble nos regaló, habrá cumplido con creces su tarea.

Pero eso no es todo!
Luego de Webb vendrá el verdadero gigante: HDST.



miércoles, 22 de junio de 2016

Ni lo suficientemente grande ni lo suficientemente denso

Si fueras una estrella, tu destino estaría signado por tu tamaño. Cuanto más grandote seas, más fantástico será tu destino... ya sabes... morir a lo grande, o pasar inadvertido.

Por aquello de que lo único que impide tu colapso gravitatorio es la energía que libera tu "horno" nuclear interno, también sabes que tus días están contados... cuando el horno se apague, colapsarás.

Sin embargo, si te empeñas y tienes suficiente tamaño, puedes darte el el lujo de tener algunas "vidas" adicionales en la manga, y postergar la muerte definitiva:

  • Si eres de aquellas grandulonas del barrio, tu segunda vida es simple: Serás un agujero negro (esos monstruos "comelotodo" que vagan por allí, asechando en las sombras hasta que alguien o algo atine a pasar demasiado cerca tuyo... pobre diablo, no imagina el horroroso final que le espera en tus entrañas. Vivirás casi una eternidad! si eres lo suficientemente grande dominarás galaxias enteras! pero pagarás el precio de ser invisible.


  • Por el contrario, si eres de la medianitas, no las mas pequeñas e intrascendentes, pero sí de las que tiene su caracter (aunque no andes prepoteando por allí), luego de tu primer colapso podrás sobrevivir unos cuantos millones de años mas como enana blanca. Nada muy exclusivo que digamos, pero con cierta dignidad.


  • Si tienes la suerte de estar en la categoría de las semi-pesadas, con un tamaño más que respetable, aunque no llegues a ser uno de los monstruos del barrio, lograrás escapar a la mediocridad de las enanas blancas y tendrás un destino bastante exclusivo: Podrás convertirte en una estrella de neutrones. No cualquiera se da el lujo de que una cucharada de su cuerpo pese lo que una ciudad entera! Serás pequeñita pero poderosa! las ondas electromagnéticas que emites harán que te conozcan en toda la galaxia! Todo el mundo sabrá de tu existencia! es una interesante segunda vida, no?


Pero tal vez... solo tal vez, si eres lo suficientemente grande como para superar la categoría de estrella de neutrones, pero no lo suficiente para convertirte en agujero negro... si tu densidad es tal que superas todo lo conocido pero no lo suficiente como para llegar a ser una singularidad... si estás justo en esa delgada línea que no permite que seas un oscuro monstruo devorador, pero estás por encima de cualquier otra estrella del vecindario, podrías tener un destino único:
Podrías ser una estrella de quarks.

 Visión artística de una hipotética estrella de quarks. © Discovery News


  • Ni siquiera los neutrones resistirían indemnes tu colosal presión interna y se despedazarían convirtiéndose en una especie de "sopa de quarks" en un estado imposible de describir, donde la materia desaparece como tal y se convierte en una cosa difusa, extraña, extremadamente densa pero con total fluidez, serías como una única partícula gigantesca, de kilómetros de diámetro. 

Imagínate! Serías tan pero tan extraño y único, que toda la galaxia se moriría por conocerte! Serías el ser más exótico y exclusivo de tu galaxia!

Pero cuidado! tal vez, tanta exclusividad tenga su precio, y tengas una existencia efímera antes de convertirte definitivamente en agujero negro, o quien sabe qué otra cosa... de hecho, en realidad, nadie sabe lo que eres ni si realmente existes... pero bueno, como dicen... "pertenecer tiene su precio".

Si quieres saber más sobre las hipotéticas estrellas de quarks, aquí hay unos cuantos enlaces:





lunes, 20 de junio de 2016

El mono número cien

Desde hace algunas décadas, hay una historia que suele contarse, y que con el advenimiento de internet se disparó como una de las más famosas (solo necesitan hacer una búsqueda con esas palabras para ver la cantidad de resultados que se obtienen).



La historia del mono número cien, (tomada de aquí entre innumerables fuentes) resumidamente cuenta lo siguiente:
En 1952, en la isla de Koshima, unos científicos empezaron a darle a los monos unos camotes (batatas) que les echaban en la arena. A los monos les gustaba el sabor del camote, pero no la arena. Una hembra de 18 meses llamada Imo resolvió el problema lavando los camotes en un arroyo cercano. Después le enseñó el truco a su mamá. Sus compañeros de juego aprendieron a hacerlo y también lo enseñaron a sus madres.
Cabe destacar la frase "unos científicos"... generalmente cuando las cosas empiezan así de difusas no terminan bien, pero... sigamos con la historia:
Poco a poco, ante los ojos de los científicos, varios monos fueron aprendiendo esta innovación cultural. Entre 1952 y 1958 todos los monos jóvenes habían aprendido a lavar los camotes con arena para hacerlos más sabrosos. Los adultos que imitaron a sus hijos aprendieron esta mejora social, pero otros adultos seguían comiéndose los camotes sucios.
 Hasta aquí, el relato tiene suficientes visos de lógica y realidad, pero... lo interesante viene ahora:
Entonces sucedió algo sorprendente. En el verano de 1958, un determinado número de monos en Koshima ya lavaban los camotes — se desconoce el número exacto. Supongamos que al salir el sol una mañana había 99 monos en la Isla Koshima que habían aprendido a lavar sus camotes. Supongamos también que un poco después, esa misma mañana, el mono número cien aprendió a lavar los camotes.
Y ENTONCES SUCEDIÓ! Esa misma tarde casi toda la tribu lavaba los camotes antes de comérselos. La energía adicional del mono número cien de algún modo había generado ese avance ideológico.
Sin embargo, cabe hacer notar lo siguiente: una cosa sorprendente que observaron estos científicos fue que el hábito de lavar los camotes entonces saltó y atravesó el mar. Las colonias de monos que había en otras islas y la manada del continente en Takasakiyama empezó a lavar sus camotes.
 ¿La "energía adicional" del mono número cien? ¿Qué se supone que es eso?
¿El hábito "saltó y atravesó el mar"? ¿Estamos hablando de entrelazamiento cuántico, o qué?
Sin embargo, pese a las incoherencias mencionadas, el artículo concluye:
Por lo tanto, cuando un determinado número crítico logra la conciencia, esta nueva conciencia se puede comunicar de una mente a otra. Si bien el número exacto puede variar, el fenómeno del Mono Número Cien significa que cuando apenas un número limitado de personas conoce una nueva forma, solo es propiedad consciente de esas personas. Pero hay un punto en el cual cuando una sola persona más sintoniza esta nueva conciencia, el campo se refuerza de tal manera que esta conciencia la adquieren casi todos”.
Extraordinario! Hemos descubierto la "sintonización de conciencias"! Basta de buscar afanosamente el conocimiento! si muchos saben algo, solo debo "sintonizarme" con ellos para adquirir ese conocimiento... instantáneamente!

.........

Cualquiera que lea el artículo citado (o cualquier otro de los miles que inundan internet con los mismos o parecidos argumentos), y se pusiera a pensar durante dos segundos la racionalidad del mismo concluiría que es absurdo.
Sin embargo, el sinsentido se propagó de forma explosiva en internet, hasta el punto que se lo menciona en fuentes supuestamente serias como un caso paradigmático de "conciencia colectiva" donde la "masa crítica" determina la "explosión instantánea del conocimiento telepático".

La leyenda original sitúa a los monos en cuestión en una isla japonesa llamada Koshima, hacia 1952.
El 1985, cuando la historia ya se había esparcido por todo el mundo (sí, aún antes de que existiera internet) Elaine Myers publicó el artículo «The hundredth monkey revisited» en el cual examinó cuidadosamente los datos de la investigación original, encontrando que el comportamiento de aprendizaje de los monos fue sumamente gradual, y extendido en el tiempo (en término de años), y que si bien pasó a formar parte de conducta aprendida en la isla en cuestión, no existe ninguna evidencia de que el citado aprendizaje haya "saltado" a través del mar de forma instantánea.

No obstante, cuando internet se hizo popular, la leyenda se expandió aún mas (obviando totalmente la revisión de 1985) y creció de forma exponencial hasta convertirse en "prueba científica" de muchos divulgadores de lo paranormal, incluso el controvertido biólogo y filósofo Rupert Sheldrake ha afirmado que es caso es una evidencia de los (supuestos) campos mórficos, ya que "provoca efectos no locales en la conciencia".

Así que... cuando escuches o leas sobre "la teoría del mono número cien" y bla bla...
solo recuerda ésta entrada.
Y si quieres divertirte, puedes leer todas las estupideces que se han dicho en su nombre... pobre monito.

Una galaxia... con otra galaxia adentro!

Madre Natura, allí donde busquemos, nos tiene siempre sorpresas preparadas...

Pensar en una gigantesca galaxia en forma de anillo con otra galaxia adentro, sería digno del mejor relato de ciencia ficción... y sin embargo, allí está:

Objeto Hoag: Galaxia NGC 6028

Las galaxias "Tipo Hoag" se llaman así por su descubridor Arthur Hoag, llamadas también galaxias anulares, son objetos muy curiosos, de los que no se conoce bien su origen.
Generalmente formados por un anillo de jóvenes estrellas azules rodeando un cúmulo de estrellas antiguas, mas amarillentas o rojizas.
Y si bien se conocen muchas de ellas, su origen no está claro, con varias hipótesis de formación posibles.

Pero no por intrigantes dejan de ser hermosas... y para mayor sorpresa, si miran bien la imagen de NGC 6028, entre el anillo y el cúmulo central, arriba un tanto a la derecha, puede observarse en tonos rojizos otra galaxia tipo Hoag a la distancia...
Curioso e interesante, no?

Imagen ampliada:
https://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/d/da/Hoag%27s_object.jpg/1024px-Hoag%27s_object.jpg

Mas info:
http://www.astrobio.net/image-of-the-day/hoags-object-a-strange-ring-galaxy/

jueves, 16 de junio de 2016

Preguntas tontas que merecen respuestas inteligentes (2)

¿A qué temperatura se evapora el agua?
Si haces esta pregunta a una audiencia desprevenida, primero te mirarán  perplejos... luego esbozarán una sutil sonrisa con aires de superioridad, después probablemente alguno se anime y te diga algo como:  "¡a cien grados, por supuesto!", mientras que otros asentirán con sus cabezas.




Pero es probable que alguno haya realmente entendido la pregunta, y no esté de acuerdo con la respuesta.

Siempre pasa lo mismo: A una pregunta tonta, sigue una respuesta más tonta aún.
Salvo, que te detengas a pensar antes de responder y no al revés como generalmente hacemos.

Empecemos por el principio: Evaporar significa "convertir en vapor", es decir, "dejar de ser un aburrido líquido y comenzar a volar" (si se me permite el eufemismo).
Para los líquidos en general, y para el agua en particular, eso ocurre a cualquier temperatura.

  • Derramas un vaso de agua en el piso y en algunas horas se habrá evaporado.
  • Tiendes la ropa a secar, y aunque sea de noche e invierno, después de un tiempo estará seca.
  • Te lavas el cabello y a los pocos minutos ya puedes lucirlo al viento.
  • Pones un cubo de hielo al sol, y si miras al contraluz, ves una tenue nube que se desprende de él.
En todos esos ejemplos observaste agua evaporándose, y en ningún caso estaba a cien grados.

Simplemente porque el agua (como cualquier otro líquido) se evapora siempre que sobre ella haya un espacio que le permita "volar". Si una sola molécula de agua encuentra un pequeño espacio libre por donde escaparse de una prisión líquida, lo hará. No importa cuál sea la temperatura del líquido.
Se llama "Presión de vapor"  y si bien su magnitud depende de la temperatura, ocurrirá siempre que una sustancia líquida como el agua pueda estar en ambas fases.

entonces, ¿de qué depende que algo se evapore o no? Solo de las propiedades de la sustancia.
El mercurio se evaporará muchísimo más lentamente que el agua, y ésta mucho mas lentamente que el alcohol, y éste mucho mas lentamente que la acetona... pero todos, tarde o temprano, fríos o calientes, se evaporarán... a cualquier temperatura.

Recuerda: a ninguna molécula le gusta quedarse quieta... y menos si puede volar.

¿A qué temperatura hierve el agua?
Seguramente en la reunión habrá alguien que, cuando explicaste la respuesta de la evaporación, te diga: "ah... claro, yo me confundí... pensé que preguntabas a qué temperatura hierve el agua"
Suponiendo que entonces sí, hablando de ebullición, la respuesta correcta era 100ºC.

Pero nuevamente, la respuesta correcta sigue siendo la misma; El agua hierve a cualquier temperatura.

Ahora ya te mirarán con intriga... ellos saben que el agua hierve a cien grados. Lo comprueban diariamente cuando preparan un té o hierven una papas! ¿Cómo que hierve a cualquier temperatura? Un vaso de agua podrá evaporarse con el tiempo, pero definitivamente no está hirviendo! Si hasta han leído en Curioseantes una entrada sobre ese tema!

Y sin embargo, nuevamente la presión de vapor sale al ruedo para explicar la cosa:
La ebullición no es más que un caso particular de la evaporación.
Un líquido "hierve" justo cuando su presión de vapor, a una cierta temperatura, iguala a la presión del ambiente.
Para el caso particular del agua, si está a presión atmosférica normal (1 atm.), observarás que el típico borboteo con burbujas y gotas saltando, ocurre cuando el agua está a 100 ºC.
Y eso ocurre cotidianamente en nuestras vidas! Por eso asumimos con naturalidad que "el agua hierve a cien grados" pero nos olvidamos que en todos esos casos, la presión es siempre la misma: 1 atmósfera... si la presión del ambiente cambiara, ya no sería lo mismo.

Ahora imagínate lo siguiente:
  1. Llamas a dos de tus amigos y a cada uno le das un huevo crudo y un jarro con agua. 
  2. A uno lo mandas a la playa... y al otro lo mandas a la cima de una alta montaña.
  3. Les dices a ambos que preparen un huevo "pasado por agua", pero que esté a punto.
  4. Ambos saben que deberán hervirlo durante exactamente 5 minutos para lograr un buen huevo pasado por agua.
  5. Luego de transcurirdo el tiempo exacto de cocción, ambos podrán dedicarse a deleitar su manjar.




Puedes apostar lo que quieras a que el amigo que fue a la playa disfrutará un sabroso huevo pasado por agua, pero el que subió a la alta montaña (además del frío que está sufriendo), tendrá en sus manos un huevo casi crudo.

Simplemente porque en la playa y en la montaña el agua no hierve a la misma temperatura.
O dicho de otro modo: La presión no es la misma en cada lugar, por lo tanto el agua equilibró con su presión de vapor a la presión atmosférica local (es decir "hirvió") a temperaturas diferentes.
El agua "hirvió" a una temperatura menor en la montaña (donde, la presión es mas baja que a nivel del mar),
Obviamente, un huevo a una menor temperatura necesitaba más tiempo para cocinarse adecuadamente... pero tu amigo no lo sabía. Solo miró cuando comenzó a hervir el agua, y contó los cinco minutos. En realidad, debería haber esperado unos minutos mas.

Entonces... ¿a qué temperatura hierve el agua?: A cualquiera... depende de la presión.


Y qué pasa con las "ollas a presión" donde las cosas se cocinan más rápido?
Y ahora, ya puedes responderte la pregunta que dejamos planteada un tiempo atrás, y de paso, hacer un buen negocio:



El principio de funcionamiento de una olla a presión es simple:

  • Fabricas una olla con una tapa hermética, con un solo orificio por donde pueda salir el vapor (y evitar que reviente todo)
  • Colocas sobre el orificio un peso que funcione como válvula... dejando escapar el vapor, pero no a presión atmosférica como en una olla normal, sino a una presión más alta. De ese modo, el "ambiente" dentro de la olla permanecerá a una presión mayor mientras el agua se evapora.
  • Manteniendo una presión mayor dentro de la olla, lograrás que el agua necesite alcanzar una mayor temperatura para entrar en ebullición (al revés que en la montaña).
  • Agua hirviendo a una temperatura mayor a 100 ºC, equivale a alimentos que se cocinan más rápido.
  • Un poco de marketing para vender tu fantástico y maravilloso producto, y ya tienes negocio asegurado.

No me des las gracias.

Señal que cabalgamos!

Aunque no lo hubiera imaginado, ya superamos las 10.000 visitas en este modesto blog que pretende hacer algo de divulgación.
Por lo tanto, es hora de los reconocimientos:



Antes que nada y que nadie, mi primer GRACIAS para los amigos del viejo MUG de Argentina, con quienes comencé a disfrutar el placer de divulgar hace más de un lustro y con quienes manteníamos jugosísismas charlas y debates, que extraño bastante. Ellos me dieron el ánimo suficiente para crear éste blog, así que para ellos mi primer agradecimiento.

En segundo lugar, y no por eso menos importantes, a los amigos de Cienciaesfera y CRCiencia, quienes se atrevieron a incluirnos entre sus fuentes, y de cuyos lectores hemos recibido incontables visitas de España y toda Europa.

Por último, y muy especialmente, a la red Naukas que nos permitió colaborar, hecho a partir del cual se dispararon las visitas a éste blog, lo que genera una profunda responsabilidad para ser lo más cuidadoso posible a la hora de divulgar, dado el enorme prestigio de la red y el nivel de sus lectores. Realmente espero estar a la altura de tal merecimiento.

Por lo tanto, de más está decir que sin todos ellos, jamás habría llegado a festejar nada.
Así que... solo GRACIAS a todos y cada uno de ellos, y por supuesto, a cada uno de los lectores de esta irreverencia que se llama Curioseantes.

GRACIAS.

martes, 14 de junio de 2016

Juan, el mono caí.

Juan nació en la selva misionera, al norte de Argentina, allí donde las aguas del famoso río producen la estruendosa maravillas que conocemos como "las cataratas del Iguazú".

Juan era un pequeño mono caí, de apenas 30 cm de alto y 1,4 Kg de peso corporal, pero no por ello dejaría de quedar en la historia espacial... Juan sería el primer mono "astronauta" argentino.

Juan, el mono astronauta.


Todos recordamos el 20 de Junio de 1969, aquel maravilloso día en que Neil Amstrong ponía su huella humana por primera vez en la Luna.

Hoy nos dedicaremos a recordar otra historia mínima, casi perdida en el tiempo y seguramente intrascendente, que también ocurrió ese año.

El contexto:
La República Argentina tenía en los '60 del siglo pasado un modesto pero sostenido desarrollo aeroespacial, y mediante él, la capacidad de poner pequeñas cargas útiles en vuelo suborbital.

En los '50 habían comenzado a desarrollarse los primeros motores cohete, probando distintos combustibles, y a principios de los '60 recibieron impulso oficial para avanzar en capacidades espaciales. Obviamente los objetivos eran tanto de investigación como militares, en una época donde el mundo estaba en plena guerra fría y America latina en particular, con un ambiente políticamente convulsionado.
Sin embargo, los aspectos biológicos y científicos de vuelo espacial no eran dejados de lado, y en ese contexto, Argentina ya había puesto en vuelo algunas especies animales como el ratón Belisario,

Sin embargo, el tremendo impulso que la llegada del hombre a la luna le produjo a la actividad aeroespacial, generó en los científicos e ingenieros argentinos la inquietud de tener su propio "astronauta": Debía ser un astronauta lo suficientemente pequeño para caber en el reducido espacio de una cápsula lo suficientemente liviana como para poder ser elevada por el cohete, pero también capaz de mantenerlo con vida durante el vuelo, de modo de poder monitorear todos sus signos vitales.
Y para "astronauta pequeño", nada mejor que un pequeño mono misionero, de la raza caí, una de las especies más difundidas en Sudamérica, de carácter dócil y acostumbrado al contacto con humanos,

Sapajus apella


La aventura:
El Proyecto BIO tenía por objeto enviar a Juan en un vuelo suborbital de pocos minutos, y mantenerlo con vida durante todo el vuelo y su posterior retorno a tierra, monitoreando constantemente sus signos vitales.
Juan viajó sentado, sedado pero despierto, con sensores vitales en su cuerpo, y cubierto de un chaleco impermeable. El interior de la cápsula "Amanecer" contenía los dispositivos vitales para asegurar al viajero el oxígeno necesario y la protección térmica para mantener que la temperatura de la cápsula en unos 25ºC.

Juan, listo para su viaje
Finalmente, Juan despegó el 23 de Diciembre de 1969 del Centro Espacial de El Chamical (en la provincia de La Rioja). Los motores impulsaron al cohete Canopus II hasta unos 7 Km de altura, alcanzando en vuelo inercial una altura máxima de 82 Km, donde se liberó la cápsula Amanecer.
Luego, durante la etapa de descenso de la cápsula, se utilizaron frenos aerodinámicos y paracaídas para poder recoger a Juan, sano y salvo, en la salina La Antígua, a 60 Km de Chamical.
Toda la aventura había durado 15 minutos.

Luego de su aventura espacial, Juan fue alojado en el zoológico de la ciudad de Córdoba, donde fue una celebridad, hasta su muerte ocurrida por causas naturales dos años después.

Aquí un relato en primera persona de uno de los ingenieros responsables del vuelo:




Juan fue el cuarto mono en viajar al espacio en todo el mundo, y el primero (y último) de la Argentina.

Una historia pequeña, sobre un logro tecnológico importante para un país que en algún momento de su historia, soñó con enviar, algún día, un argentino al espacio.

Documental completo: https://vimeo.com/112388119


viernes, 10 de junio de 2016

El valor de una constante

En física, las constantes son eso: Un número constante. Siempre. En cualquier lugar. Para toda la eternidad. Te muevas hacia un lado o hacia otro, gires, patalees o te revuelques. No importa cómo lo midas… es constante. Punto.



Estos números, sin embargo, poseen un enigma fundamental en ellos mismos: No sabemos porqué tienen esos valores.
Por ejemplo, la velocidad de la luz en el vacío es una constante universal y la conocemos con suma exactitud: c = 299.792.458 m/s. Pero no tenemos idea de porqué tiene ese valor y no otro.

Tampoco sabemos porqué la constante de gravitación universal  es G =  6,67259*10^-11 N(m/kg)^2 ni porqué cualquier otra constante física universal tiene el valor que tiene.
Simplemente, tienen ese valor. Lo tomas o lo dejas.
La causa es porque a dichas constantes podemos descubrirlas mediante mediciones, pero no las podemos calcular.
No podemos predecirlas. Solo podemos conocerlas.

Y lo más curioso es que si alguna de esas constantes tuviera un valor distinto al que tienen, el universo sería muy distinto a como es.
Una mínima diferencia en la carga de un electrón… y los átomos no serían lo que son. Una mínima diferencia en la constante de gravitación… y no estaríamos aquí para contarlo.

Pero de todas las constantes universales conocidas, hay una muy especial:



Le dicen "alfa" (α) o Constante de Estructura Fina, y tiene la particularidad de ser adimensional, es decir, no tiene unidades. Es solo un número:
Algo parecido a 1/137...

La particularidad de ésta constante es que puedes calcularla, usando otras constantes:

  • Tomas la velocidad de la luz, la carga de un electrón, la constante de Plank, la permisividad del vacío, el número cuatro y el número pi.  Acomodas esos números de determinada manera y el resultado es un hermoso número adimensional que con toda seguridad es constante ya que está formado por otras constantes.




Lo curioso es que, aunque sea una mezcla de otras constantes, ese número tiene sentido físico real: define entre otras cosas los niveles de energía de los átomos, y puede ser determinada midiendo las franjas del espectro de luz que emiten las estrellas, o las bandas oscuras de la luz absorbida por los gases galácticos.

A ver si nos entendemos:

  • Tenemos un número sin dimensiones, que podemos calcular usando otras constantes conocidas, y que también podemos medir mirando la luz de las estrellas. Bingo! eso sí que es una constante con todas las letras!


La ventaja de tener un número así, es que no depende de ningún sistema de medidas! si usas el sistema internacional (metros, segundos, gramos…) da el mismo valor que si usas el sistema inglés (pies, libras...), o el de los habitantes del hemisferio sur del quinto planeta de alguna desconocida estrella. Hasta los Klingon estarán de acuerdo contigo en su valor numérico.
α es la madre de todas las constantes!

Y como dijimos que había una forma de medir con exactitud esa constante mirando la luz de las estrellas y galaxias, es relativamente sencillo investigar si esa constante se mantiene igual aún mirando los objetos más lejanos del universo visible.

Pero... ¿para qué hacerlo?

  • Hay una pregunta que los cosmólogos se hacen desde hace mucho tiempo: ¿Las constantes siempre fueron las mismas, o han variado desde el origen de los tiempos?

Como ya imaginas, mirar "lejos" en el espacio equivale a mirar "atrás" en el tiempo, por lo tanto, midiendo las constantes universales en los objetos más lejanos posibles (los cuasares) tendríamos una respuesta a esa pregunta.

La respuesta esperada era que el valor de "Alfa" se mantuviera constante.
Sin embargo, las mediciones sobre 76 cuasares distantes indicaban que la Constante de estructura fina no era igual en el universo cercano que en el universo lejano: "Alfa" era 0,0006 % menor cuando el universo era mas joven.

¿Que no es mucho? puede que numéricamente parezca poco, pero las implicancias para la física consolidada eran gigantescas! ¿cómo que α no era constante? ¿cuál de todas las constantes que la forman, entonces, no era constante? ¿variaba una, variaban todas?

Todo el mundo científico se conmocionó. Nuevas mediciones con distintos y mayores telescopios, revisando cualquier error posible… y se obtuvo un nuevo resultado: midiendo 60 nuevos cuasares, la constante "alfa" era un poco más grande en el pasado.

¿Cómo? ¿Primero que era mas chica, y ahora que era mas grande? ¿qué esta pasando? ¿varía o no varía la constante con el tiempo? y si varía, está aumentando o disminuyendo?

La naturaleza gusta de sorprendernos en los lugares y momentos menos pensados.
El problema no era el momento... era el lugar.

La segunda medición se hizo en el VLT en Chile, mientras que la primera se había hecho en el hemisferio norte. Los telescopios apuntaban hacia lugares distintos del universo.
Por lo tanto, α no estaba variando en el tiempo, sino en el lugar del universo!

La Constante de Estructura Fina aparentemente varía según donde se mida.


Esto ya era una locura total. Una de las constantes más preciadas por los científicos tenía valores distintos según el lugar del universo donde hicieras las medidas!

Si esto fuera cierto, se derrumbaría un principio fundamental de la física: Las leyes físicas son siempre las mismas en cualquier lugar.

Si α cambia, es el universo mismo el que cambia, con todas sus leyes.
Si realmente α varía, es que no sabemos nada de nuestro universo.
De momento, hasta que nuevas tecnologías nos permitan hacer mediciones más precisas aún, la pregunta sigue abierta:

  • ¿Son las leyes del universo las mismas en cualquier momento y lugar? 
  • ¿Simplemente estamos midiendo mal, y hay factores que no estamos considerando? 
  • ¿hay algo que aún no conocemos que justifique este cambio?


Como verás… somos realmente insignificantes, y no sabemos NADA.
Por el momento... hay un numerito que se está riendo de nosotros.


ACTUALIZACION:
Enlaces a info de referencia que sirvió de base a ésta entrada:
http://arxiv.org/abs/1008.3907
http://www.experientiadocet.com/2010/09/varia-espacialmente-la-constante-de.html
https://en.wikipedia.org/wiki/Fine-structure_constant

Info sobre una posible explicación al fenómeno:
https://inspirehep.net/record/1299120

(Gracias Albert por la advertencia)

miércoles, 8 de junio de 2016

16 de Marzo de 2880 no será un día cualquiera...

Especialmente si vives en el hemisferio norte, cerca de las costas del océano atlántico.

Pero ésta historia comienza un tiempo antes...  el 23 de febrero de 1950, cuando el astrónomo Carl A. Wirtanen observó un inquietante objeto con el telescopio del Observatorio Lick.

1950 DA
Se trataba de un cuerpo de algo más de 1 Km de diámetro, con una masa de unas 2.000 toneladas, moviéndose a unos 14 Km/s. Lo bautizaron 1950 DA
Dado el corto tiempo que pudo ser observado, la órbita estimada tenía un gran margen de error, pero el 31 de diciembre de 2000 fue observado nuevamente, y ahora sí, un una precisión orbital mas ajustada.

Orbita y posición en abril de 2002
Y hechos los cálculos, el 5 de abril de 2002 se informó oficialmente que el "cascote" tiene una pequeña (pero cierta) posibilidad de impactar con nuestro planeta exactamente el 23 de Febrero de 2880, sobre el atlántico norte a unos 580 Km al este de la costa americana.

Veámoslo en perspectiva:
La posibilidad de impacto es de apenas el 0,3%... pero es el único asteroide conocido de su tipo que tiene posibilidad real de impacto.
Todos los demás asteroides de gran tamaño conocidos que pueden pasar cerca de la tierra, no tienen riesgo de impacto real (el más famoso es Apophis).
Obviamente, no puede descartarse que exista algún otro (desconocido aún) que pudiera ser una amenaza real, pero hasta ahora, es el único en concreto que tiene una posibilidad definida de impacto.

Es decir que, aunque no impacte, pasará realmente muy cerca.

Esta animación muestra mediante un punto rojo la trayectoria mas probable, y como una nube de puntos blancos la incertidumbre de las posibles trayectorias pre y post encuentro:




Como ves... será bastante divertido.
Seguramente para esa época ya tendremos tecnología para desviar un asteroide... o no (¿...?)
Ahora bien, si el impacto se produjera realmente, ¿cuáles serían las consecuencias?

  • Estamos hablando de una roca de más de 1 Km de diámetro, que impactaría a 50.400 Km/h (más de 40 veces la velocidad del sonido), disipando una potencia de 60.000 Megatones (unas 1.200 bombas de hidrógeno reventadas todas juntas en el mismo lugar).
  • Semejante evento produciría un crater de 18 Km de diámetro y más 4 Km de profundidad, generando una serie de olas de Tsunami de hasta 120 m de altura, que barrerían en un par de horas la costa americana y en pocas horas más las costas europeas.
  • El objeto en sí se vaporizaría en el impacto casi totalmente, creando una nube de gases, polvo y escombros que cubriría el planeta en poco tiempo. La energía del impacto podría disparar terremotos en distintos puntos de la tierra, afectando a una zona mucho mayor.

Lo que se dice un buen espectáculo.

Y por si te quedan dudas, no te olvides que ya hemos recibido otros visitantes por aquí... y este puede ser simplemente uno mas:

Lugares de impacto de objetos desde 0 a 240 Km de diámetro.


Ahora, si quieres ver al visitante con mas detalle, puedes descargar de aquí este inquietante video de su imagen radiotelescópica.
Mientras tanto, no hagas planes para ese día.


Mas info:
http://www.astrobio.net/topic/solar-system/meteoritescomets-and-asteroids/the-601st-earth-asteroid-impact/
http://neo.jpl.nasa.gov/1950da/1950da.pdf


lunes, 6 de junio de 2016

Preguntas tontas que merecen respuestas inteligentes

Bueno, tontas… lo que se dice tontas, no son (de hecho tonto es el que no se pregunta cosas, y si te haces preguntas, por simples y triviales que parezcan, merecen una respuesta).

Decía mi abuelita: "no existen las preguntas tontas, solo existen las respuestas tontas". Así es que trataremos de buscar las respuestas menos tontas posibles.

Bien… aquí vamos con las primeras:

1.- ¿Por qué en las zonas altas hace más frío que en los lugares mas bajos?


Cerro de los Siete Colores, en Purmamarca, Argentina (© German Hollman)

Si has paseado por cualquier lugar montañoso o serrano, como este bello rincón del norte argentino, lo habrás notado: cuanto más alto subes, mas frío está.
¿No es acaso que "arriba"  estás mas cerca del sol? ¿No estudiaste que el aire caliente sube y el aire frío baja? ¿No debería entonces ser exactamente al revés, y estar mas caliente "arriba" que "abajo"?

Empecemos por el principio:
El aire es transparente, por lo tanto no toma energía de los rayos de luz que lo atraviesan (fenómeno que se conoce como "diatermancia)".
Pero la luz solar sí calienta la superficie de la tierra: piedras, árboles, casas, calles, la tierra misma!… todo se calienta a la luz del sol.
Luego, estas superficies entregan energía al aire que fluye junto a ellas, calentándolo.
Ese aire caliente obviamente tenderá a subir, como era de suponer (de allí las corrientes convectivas que hacen que un aladelta, un parapente o un planeador puedan ascender sin necesidad de motor).

Pero (y aquí viene lo interesante), arriba hay menor presión ambiental que abajo, como es lógico… por lo tanto, ese aire caliente que sube, se expande (ya que la presión es menor).

Y… ¿Que pasa cuando un gas se expande? Seguro que ya lo sabes: se enfría.
Así como un gas que se comprime aumenta de temperatura (el inflador de bicicleta, por ejemplo), cuando se expande hace lo contrario: enfriarse (como en los refrigeradores).
Por lo tanto, el aire que estaba caliente abajo, ahora está mas frío arriba!
(Justo lo contrario de lo que suponías, pero por una razón totalmente lógica)


2.- ¿Por qué los aviones dejan esa estela de humo en el cielo?

Estela de un avión a reacción.


Bueno… pensemos un minuto: ¿te subirías a un avión que despidiera humo de sus turbinas?
Seguro que no. Y tampoco lo haría ninguno de los demás pasajeros.
De hecho, cuando el avión enciende sus turbinas en la pista, no se ve absolutamente nada de humo, solo observas la distorsión de la imagen del horizonte por la turbulencia que sus gases calientes producen.
Por lo tanto, seguro que humo, lo que entiendes por humo… no es.
Entonces…  ¿qué es?

Empecemos por recordar lo que nos enseñaron en la escuela sobre la combustión:
Cualquier cosa que "se quema" produce, al menos, dos cosas: dióxido de carbono y agua.
Digo "al menos", por que aveces produce más cosas: monóxido de carbono o incluso carbón.
El secreto está en cuánto oxígeno está consumiendo ese combustible mientras se quema.  Si un combustible obtiene suficiente oxígeno del ambiente, producirá únicamente dióxido de carbono y agua, es decir, una combustión "completa".
Si no es suficiente el oxígeno que obtiene del ambiente, no alcanzará una combustión completa y emitirá también el peligroso monóxido de carbono y eventualmente "humo" (es decir, carbono puro).
Sí, ese humo que larga una vela con llama amarillenta, no es otra cosa que el famoso "negro de humo": carbono sin quemar, en una combustión incompleta.
Por el contrario, la llama azulada de una cocina, es una típica combustión completa.

Bien, hasta aquí la clase de química… pero ¿y el avión?
Bueno… es lógico suponer que los ingenieros que desarrollaron las turbinas se preocuparon de que la combustión sea lo más completa posible para obtener el máximo de energía durante su funcionamiento… luego, nada de emitir humos.
Entonces ¿qué es lo que se ve en el cielo?
¿Recuerdas los productos de una combustión completa: dióxido de carbono y agua?
Bien, el dióxido de carbono es totalmente transparente y el agua, bajo la forma de vapor tal como sale de las turbinas, también (por eso no ves nada que se desprenda de la llama en la cocina).
Pero allá arriba, a muy baja presión y temperaturas de varias decenas de grados bajo cero (recuerdas la pregunta anterior ;-)), ese vapor de agua rápidamente se condensa y forma microgotas de agua líquida y hielo… exactamente igual que en una blanca y pomposa nube.

Sí… lo que un avión deja detrás, es una delgada y larga nube, que se disipará rápidamente en el aire frío y seco hasta desvanecerse pocos minutos después.
Si observas bien un avión volando, verás que la estela no se produce justo a la salida de la turbina, sino que recién aparece unos metros mas atrás, cuando los gases se han enfriado lo suficiente.

Ahora mira esta foto:

Despegue de un transbordador espacial


¿A que alguna vez pensante que todo eso era humo?

Bien… ahora, un secreto:
Cuando veas que, en invierno, un automóvil que recién enciende su motor despide vapor e incluso gotea agua desde su escape… ya sabes lo que estás viendo.

Bien, es todo por ahora…
Seguramente más adelante seguiremos respondiendo tonteras.

viernes, 3 de junio de 2016

¿Tanto lío por dos miserables grados?

Seguramente lo has escuchado: Si la temperatura global superara un incremento de 2 ºC tendría un efecto global de proporciones considerables.



También es muy probable que hayas visto ésta animación que se convirtió en viral:


Como se ve, en la última década el incremento de temperatura global ha sido brusco y estamos a punto de alcanzar el peligroso límite de los 2 ºC, crítico para el cambio climático.

Ahora... también es posible que te hayas hecho una simple pregunta: "¿tanto lío por dos grados?"

Si bebes dos vasos de agua, uno a 16 ºC y otro a 18ºC, muy probablemente ni siquiera llegues a notar la diferencia. Si vas a la playa y un día el agua está a 20 ºC y otro a 22ºC, tampoco notarías nada. Entonces...
¿Porqué tanto asombro por una diferencia tan pequeña de temperatura?

Trataremos de explicarlo en palabras simples:

El problema no es la temperatura.
Generalmente solemos confundir el calor con la temperatura: Si escuchas en el pronóstico: "La tempreatura actual es de 36 ºC" automáticamente piensas: "¡uf... que calor!", verdad?

Allí estás confundiendo dos cosas: temperatura y calor, las que, aunque están relacionadas, no son lo mismo.
Imagínate una sala sin gravedad ni rozamiento, donde millones de pelotas de ping-pong están rebotando contra el piso, techo, paredes y contra ellas mismas, en forma continua.


La temperatura te daría una idea de la velocidad promedio a la que se mueven las pelotitas.
El calor te daría una idea de la cantidad de energía que entregan las pelotitas con sus golpes.

Ahora imagina que en otra habitación tienes el doble de pelotitas: la velocidad (temperatura) de las pelotitas será la misma, pero la cantidad de energía (calor) que entregan será el doble.

Aquí ya puedes deducir algo interesante:

  • el calor depende de la cantidad de materia (pelotitas, en nuestro ejemplo), mientras que la temperatura no.

Por eso la llama de un fósforo puede tener la misma temperatura que una fogata, pero no desprenden la misma cantidad de calor (hay más "pelotitas" es decir, moléculas, involucradas en el proceso).

Ahora, veamos cómo imaginas ambos conceptos:
  • Imagínate una cerveza a 3º C... fácil, ¿verdad?
  • Imagínate una llama produciendo 250 Calorías... ya no es tan sencillo.

El problema es que estamos acostumbrados a tratar con unidades de temperatura, pero no con unidades de calor. Te presento la unidad mas popular con que se mide el calor: La caloría.

Este simple experimento te ayudará a entenderla:

  1. En una jarra coloca un litro de agua (eso es muy aproximadamente 1 Kg de agua), con un termómetro adentro.
  2. Mides la temperatura del agua.
  3. Luego pones la jarra sobre la hornalla, y cuando la temperatura del agua subió 1 ºC, significa que absorbió 1000 calorías, o 1 Kcal, como normalmente expresamos el calor.

  • Una caloría es la cantidad de calor que debes darle a un gramo de agua para que aumente su temperatura un grado centígrado.

De ese modo, para que un litro de agua eleve su temperatura un grado centígrado, debes entregarle 1 Kcal. Si quieres elevarlo 2 ºC, deberás aportar 2 Kcal.
Del mismo modo, para calentar 2 ºC un tambor del 100 litros de agua, deberás aportar 200 Kcal.
Ahora... imagina cuánto calor necesitas aportar para que una pileta de natación eleve su temperatura 2 ºC. ¿ves por donde va la idea?

¿Cuánto calor (energía) deberá absorber toda la superficie terrestre para que su temperatura global se eleve 2 ºC?... ya no puedes ni imaginarlo.
Lo grave, lo catastrófico no son son los dos grados... sino la inmensa cantidad de energía que está incorporando la atmósfera, los mares, los lagos y todo el planeta para que la temperatura aumente ese par de grados.

Ese es el verdadero problema.
Y nosotros, gracias a los gases de invernadero, la deforestación intensiva, y el desbocado consumo energético actual, estamos produciéndolo.

Así que... cada vez que enciendas un calefactor, o el aire acondicionado, o arrranques el automóvil, puedes tomarlo a la ligera, o pensar:
"¿cuántos litros de agua estoy calentando 2 ºC, hoy?"

Nota al pie:
Cuando se habla de aporte energético en "Calorías" (con mayúscula) como en el caso de los alimentos, se está hablando de Kcal.
Para que te hagas una idea, un gramo de azúcar aporta aproximadamente 3,8 Kcal (o "Calorías") de energía a tu cuerpo.