viernes, 3 de junio de 2016

¿Tanto lío por dos miserables grados?

Seguramente lo has escuchado: Si la temperatura global superara un incremento de 2 ºC tendría un efecto global de proporciones considerables.



También es muy probable que hayas visto ésta animación que se convirtió en viral:


Como se ve, en la última década el incremento de temperatura global ha sido brusco y estamos a punto de alcanzar el peligroso límite de los 2 ºC, crítico para el cambio climático.

Ahora... también es posible que te hayas hecho una simple pregunta: "¿tanto lío por dos grados?"

Si bebes dos vasos de agua, uno a 16 ºC y otro a 18ºC, muy probablemente ni siquiera llegues a notar la diferencia. Si vas a la playa y un día el agua está a 20 ºC y otro a 22ºC, tampoco notarías nada. Entonces...
¿Porqué tanto asombro por una diferencia tan pequeña de temperatura?

Trataremos de explicarlo en palabras simples:

El problema no es la temperatura.
Generalmente solemos confundir el calor con la temperatura: Si escuchas en el pronóstico: "La tempreatura actual es de 36 ºC" automáticamente piensas: "¡uf... que calor!", verdad?

Allí estás confundiendo dos cosas: temperatura y calor, las que, aunque están relacionadas, no son lo mismo.
Imagínate una sala sin gravedad ni rozamiento, donde millones de pelotas de ping-pong están rebotando contra el piso, techo, paredes y contra ellas mismas, en forma continua.


La temperatura te daría una idea de la velocidad promedio a la que se mueven las pelotitas.
El calor te daría una idea de la cantidad de energía que entregan las pelotitas con sus golpes.

Ahora imagina que en otra habitación tienes el doble de pelotitas: la velocidad (temperatura) de las pelotitas será la misma, pero la cantidad de energía (calor) que entregan será el doble.

Aquí ya puedes deducir algo interesante:

  • el calor depende de la cantidad de materia (pelotitas, en nuestro ejemplo), mientras que la temperatura no.

Por eso la llama de un fósforo puede tener la misma temperatura que una fogata, pero no desprenden la misma cantidad de calor (hay más "pelotitas" es decir, moléculas, involucradas en el proceso).

Ahora, veamos cómo imaginas ambos conceptos:
  • Imagínate una cerveza a 3º C... fácil, ¿verdad?
  • Imagínate una llama produciendo 250 Calorías... ya no es tan sencillo.

El problema es que estamos acostumbrados a tratar con unidades de temperatura, pero no con unidades de calor. Te presento la unidad mas popular con que se mide el calor: La caloría.

Este simple experimento te ayudará a entenderla:

  1. En una jarra coloca un litro de agua (eso es muy aproximadamente 1 Kg de agua), con un termómetro adentro.
  2. Mides la temperatura del agua.
  3. Luego pones la jarra sobre la hornalla, y cuando la temperatura del agua subió 1 ºC, significa que absorbió 1000 calorías, o 1 Kcal, como normalmente expresamos el calor.

  • Una caloría es la cantidad de calor que debes darle a un gramo de agua para que aumente su temperatura un grado centígrado.

De ese modo, para que un litro de agua eleve su temperatura un grado centígrado, debes entregarle 1 Kcal. Si quieres elevarlo 2 ºC, deberás aportar 2 Kcal.
Del mismo modo, para calentar 2 ºC un tambor del 100 litros de agua, deberás aportar 200 Kcal.
Ahora... imagina cuánto calor necesitas aportar para que una pileta de natación eleve su temperatura 2 ºC. ¿ves por donde va la idea?

¿Cuánto calor (energía) deberá absorber toda la superficie terrestre para que su temperatura global se eleve 2 ºC?... ya no puedes ni imaginarlo.
Lo grave, lo catastrófico no son son los dos grados... sino la inmensa cantidad de energía que está incorporando la atmósfera, los mares, los lagos y todo el planeta para que la temperatura aumente ese par de grados.

Ese es el verdadero problema.
Y nosotros, gracias a los gases de invernadero, la deforestación intensiva, y el desbocado consumo energético actual, estamos produciéndolo.

Así que... cada vez que enciendas un calefactor, o el aire acondicionado, o arrranques el automóvil, puedes tomarlo a la ligera, o pensar:
"¿cuántos litros de agua estoy calentando 2 ºC, hoy?"

Nota al pie:
Cuando se habla de aporte energético en "Calorías" (con mayúscula) como en el caso de los alimentos, se está hablando de Kcal.
Para que te hagas una idea, un gramo de azúcar aporta aproximadamente 3,8 Kcal (o "Calorías") de energía a tu cuerpo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario