miércoles, 3 de mayo de 2017

La verdad de la milanesa

Si vives en Argentina, o alguna vez la has visitado, probablemente hayas escuchado frases como:
"- Si querés saber la verdad de la milanesa, hablá con Fulano"
Asumiendo que "Fulano" tiene todos los conocimientos necesarios para responder tu pregunta...
Quien tenga la respuesta precisa, exacta y justa para cualquier pregunta es quien tiene "la verdad de la milanesa".

Pero... ¿de dónde surge esa expresión?
Aparentemente nace cuando alguien se propuso conocer el origen culinario de la "milanesa", delicia gastronómica compuesta de una generosa rebanada de carne vacuna rebozada con huevo batido y pan rallado, frita en aceite hirviendo.

Milanesa
Acompañada con papas fritas, o ensalada... eventualmente horneada (en lugar de frita) para  hacerla menos calórica, una buena milanesa siempre es un plato contundente tan popular en Argentina que hoy, el 3 de Mayo es (extraoficialmente) "el día nacional de la milanesa".

Pero volviendo a su incierto origen,  aunque su nombre sugiere a la famosa ciudad italiana como origen, los austríacos la disputan, mencionando como su origen lo que allí se denomina "wiener schnitzel" (escalope vienés) que es bastante similar.

wiener schnitzel


Lo mas parecido a la milanesa que puedes encontrar en Milan es una "Costoletta alla milanese", que es una costilla o costeleta empanada, que se sirve con el hueso incluido.

Costoletta alla milanese

Incluso puede ser que el verdadero origen sea medieval:
La preparación de carne empanada está documentada ya en la cocina medieval, y el hecho de empanar era un procedimiento muy común en esa época", explicó el investigador Giovanni Fancello, integrante de la Asociación Italiana de Gastronomía Histórica. Según Fancello, el registro más antiguo de algo similar a una milanesa aparece en el libro Historia de Milán, de Pietro Verri. "En el menú de un almuerzo ofrecido por un abate en el año 1134 para la fiesta de San Sátiro, aparece entre los nueve platos servidos el Lombos cum panitio. Es decir, lomos de carne empanada"
Cualquiera sea su verdadero origen, hay una versión que es indudablemente argentina, y que recomiendo probar a cualquier viajero que llegue por estas latitudes:

La milanesa a la napolitana.

Aquí cualquier europeo creerá con razón que estamos locos, especialmente los italianos... ¿qué es eso de una milanesa napolitana? ¿qué tiene que ver Milán con Nápoles? Ni se les ocurra pedir algo así en Italia porque creerán que han perdido todo rastro de cordura.

El origen de la "Milanesa napolitana" es mucho menos glamoroso de lo que cabría imaginar...
Cuenta la memoria popular que en la década de los '50 del siglo pasado, un conocido restaurante de Buenos Aires, llamado Trattoria Napoli servia entre sus platos las tradicionales milanesas, cuando uno de los cocineros pasó de cocción una de ellas, quedando bastante oscura, por no decir quemada, El jefe de cocina sugirió "solucionar" el problema cubriendo la misma con salsa de tomate, jamón y queso y luego gratinarla.
El resultado fue un fantástico plato que comenzó a llamarse Milanesa a la Napoli, y de allí, simplemente "milanesa napolitana".

  • Así, un centenario plato medieval, reinventado al cubrirlo de jamón, queso y salsa, y acompañado preferentemente de papas fritas, se convirtió en un contundente plato tradicional argentino, casi tanto como el asado o el mate.


Milanesa a la napolitana, con papas fritas... y que no falte un buen vino malbec ! (fuente)
Así que, ya sabes... si quieres probar una milanesa napolitana, no vayas a Italia... deberás venir hasta Argentina; esa es la verdad de la milanesa.

Feliz día de la Milanesa para todos!

Fuentes:
http://www.bbc.com/mundo/noticias-39337319?ocid=socialflow_twitter
http://www.infobae.com/tendencias/2017/05/03/de-donde-surgio-el-refran-la-verdad-de-la-milanesa/

No hay comentarios.:

Publicar un comentario